17 de octubre de 2019
28 de agosto de 2008

El Real Madrid saborea un nuevo Santiago Bernabéu a ritmo de goles y sin Robinho

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid sumó su cuarto Trofeo Santiago Bernabéu de forma cosecutiva tras imponerse al Sporting de Lisboa (5-3) en un partido marcado por los goles y por el ritmo vertiginoso de juego que aplicaron los blancos en los instantes iniciales.

Schuster aplicó la lógica y dio minutos a los menos habituales además de dejar una vez más sin jugar a Robinho, que desde que anunció su marcha no ha vuelto a vestirse con la chamarra blanca. El equipo merengue respondió bien y sorprendió con un 3-0 en los primeros 23 minutos.

El 'Pipa' Higuaín logró el primero y el tercero, éste último gracias a un fuerte disparo desde fuera del área de bella factura. El argentino, por un momento, quitó de la cabeza de Ramón Calderón la negativa de David Villa y demostró que puede estar a un alto nivel si dispone de ocasiones.

El segundo fue obra de Robben, que llega al comienzo de la temporada en un excelente estado de forma. El holandés hizo bueno un zurdazo para corroborar la superioridad blanca. Además, antes del ecuador, Van der Vaart y Raúl, desde el punto de penalti, alargaron la cuenta hasta cinco.

El centrocampista holandés, que tuvo el peor debut posible con su expulsión ante el Valencia en la vuelta de la Supercopa, se desquitó con un gol que antes de entrar tocó en Pedro Silva para despitar al meta de los portugueses.

Pero, el conjunto lisboeta maquilló su actuación con tres tantos. Izmailov en la primera mitad y Yannick y Veloso en la segunda fueron los artífices. Lo suficiente como para no salir por la puerta de atrás del coso blanco. El próximo test será en Riazor, tierra maldita para los de Schuster, donde se jugarán los primeros tres puntos de la campaña.