25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 11 de junio de 2019

    La selección coge vacaciones animada y con la mirada puesta en la portería y Luis Enrique

    La selección coge vacaciones animada y con la mirada puesta en la portería y Luis Enrique
    ANDREAS L ERIKSSON/BILDBYRAN VIA / DPA

    MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La selección española de fútbol echó este lunes el cierre a esta temporada, marcada por el cambio en el banquillo tras el revés del Mundial de Rusia y la llegada de un Luis Enrique Martínez con el que el equipo ha dado síntomas de mejoría antes de afrontar la recta decisiva para la clasificación para la Eurocopa 2020 a partir del próximo mes de septiembre y donde su principal deseo es volver a contar con su seleccionador, ausente desde el 26 de marzo por un problema de carácter privado.

    Tras la polvareda levantada en el Mundial de Rusia y la destitución fulminante de Julen Lopetegui, Luis Rubiales, presidente de la RFEF, optó por Luis Enrique Martínez, que llevaba sin equipo desde su marcha del FC Barcelona al término de la campaña 2016-17 y que ha trabajado en este casi año al frente del combinado nacional en crear el mejor bloque posible para la Euro 2020.

    Pero antes de iniciar esa fase de clasificación, para la que la 'Roja' cayó en un grupo asequible junto a Suecia, Rumanía, Noruega, Malta e Islas Feroe, el de Gijón empezó a mostrar sus cartas en la nueva Liga de Naciones donde España debía de medirse a Inglaterra y Croacia.

    A la triple campeona de Europa se le escapó al final la 'Final Four', encarrilada gracias a su gran inicio con victoria en Wembley (1-2) y goleada a la actual subcampeona del mundo (6-0), y perdida en beneficio de los 'pross' por sus derrotas en el Villamarín (2-3) y Zagreb (3-2), aunque la selección mantuvo la categoría en la Liga A.

    La selección no volvió a la acción hasta finales de marzo con el inicio del camino hacia la próxima y novedosa Eurocopa. Luis Enrique siguió premiando estados de forma y el debut ante Noruega continuó dejando claro que al combinado nacional le sigue faltando algo de acierto ofensivo. De hecho, ha encontrado en Sergio Ramos a su mejor goleador con siete tantos, algo más de un tercio del total (20) en sus 165 partidos internacionales, en nueve encuentros con el asturiano.

    La 'Roja' firmó un buen partido, pero sufrió para ganar por 2-1 a los noruegos, gracias a un penalti transformado por el Camas. Días después, victoria plácida, algo corta, en la visita a Malta (0-2), con doblete de Morata, en un partido marcado por la repentina marcha por un problema privado del seleccionador antes de disputarse el encuentro y motivo por el que no ha vuelto a dirigir a la campeona del mundo de 2010.

    Robert Moreno, su ayudante, se encargó de llevar al equipo en La Valetta y también el trabajo en la última concentración de esta temporada para los partidos ante las Islas Feroe y Suecia, ya con un bloque más definido y menos caras nuevas.

    Con rotaciones y como nota más destacada el cambio en la portería entre David de Gea y Kepa Arrizabalaga, España solventó la visita al césped artificial del Torsvollur (1-4) y este lunes sacó adelante con mucho trabajo y poco peligro ofensivo el duelo ante el combinado sueco, su teórico rival más directo, pero con goleada por 3-0 para abrir ya cinco puntos de ventaja sobre los de Janne Andersson y Rumanía.

    UN BLOQUE SE QUE SE EMPIEZA A PERFILAR Y CON DEBATE EN LA PORTERÍA

    Sin embargo, a España aún le quedarán seis jornadas para intentar garantizar uno de los dos billetes directos del Grupo F, con el añadido de que tendrá que jugar a domicilio ante los rumanos (5 de septiembre), noruegos (12 octubre) y suecos (15 de octubre), y en casa ante Islas Feroe (8 de septiembre), Malta (15 de noviembre) y Rumanía (18 de noviembre). Ganar en Bucarest y en El Molinón los dos encuentros de septiembre dejarían prácticamente a la 'Roja' con la clasificación.

    Y para esos partidos el mayor deseo es el de recuperar al seleccionador, el cual no ha estado presente, pero sí en todo lo relativo a la toma de decisiones en cuanto a listas, entrenamientos y alineaciones.

    "Ha seguido reuniéndose con nosotros físicamente y por videoconferencia y lo que transmito y lo que pase en la concentración son decisiones de Luis", advirtió Robert Moreno el día de la última lista del 17 de mayo, donde la RFEF, a través de su director deportivo, José Francisco Molina, dejó claro que la confianza en el de Gijón sigue intacta. "Espero que sea la última vez que me siente aquí", aseveró el ayudante tras la victoria ante Suecia.

    Lo que parece claro es que el técnico asturiano va conformando su bloque tras listas con muchas caras nuevas y para los próximos partidos, cuando no haya excesivo ritmo competitivo aún, uno de los principales puntos de atención será el de la portería.

    David de Gea, relevo de Iker Casillas y titular en la Euro 2016 y el Mundial 2018, fue el elegido durante la Liga de Naciones y ante Noruega, pero desde ese partido, ha jugado Kepa, en una decisión basada en el estado de forma y anímico y que habrá que ver si tiene continuidad en la próxima.

    En defensa, las cosas, salvo por problemas físicos, también empiezan a estar claras, con Íñigo Martínez como pareja de Sergio Ramos, y con Mario Hermoso y Diego Llorente como principales alternativas, y con Dani Carvajal, Jesús Navas, Sergi Roberto, Jordi Alba y José Luis Gayà para los laterales.

    En el medio, la gran temporada de Dani Parejo le ha hecho fijo en los partidos de nivel junto a Busquets. El tercer componente parecía ser Dani Ceballos, indiscutible desde la llegada de Luis Enrique hasta esta última por su ostracismo en el Real Madrid, pero ahora queda abierto para jugadores de la Sub-21 como Fabián Ruiz o veteranos como Santi Cazorla.

    Arriba, Rodrigo Moreno, Álvaro Morata e Iago Aspas se perfilan como los mejores situados, con Asensio e Isco también en los costados y como unos de los 'preferidos' del asturiano pese a su estado de forma, sobre todo el balear, que no se ha perdido ninguna lista a pesar de su discreta campaña.

    JÓVENES, PERO TAMBIÉN VETERANOS

    Pero Luis Enrique no ha cerrado la puerta a nadie y aunque ha tenido claro su deseo de rejuvenecer el vestuario, mirando sobre todo a la Sub-21 de donde han subido Fabián Ruiz, Mikel Oyarzabal, Pablo Fornals o Brais Méndez, tampoco ha desperdiciado el buen momento de algunos veteranos del fútbol nacional.

    Así, han sobresalido los casos del jugador del Sevilla Jesús Navas y el del Villarreal Santi Cazorla, dos futbolistas que llevaban mucho tiempo sin venir y componentes de la generación que más éxitos dio de 2008 a 2012.

    El jugador andaluz, de 33 años y campeón del mundo en 2010 y de Europa en 2012, no acudía con la 'Roja' desde marzo de 2014 y fue llamado para los cuatro clasificatorios, curiosamente no como extremo, sino como lateral, la posición que ocupa ahora en su club.

    El caso del asturiano, de 34 años y campeón de Europa en 2008 y 2012, también es relevante ya que llevaba desde noviembre de 2015 sin jugar con la selección y una larga lesión había estado a punto de retirarle del fútbol. Pero pudo volver a jugar en esta pasada temporada y se ganó el premio por su buen nivel con el 'Submarino' de regresar e incluso jugar ante las Islas Feroe.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Deportes