6 de julio de 2020
3 de junio de 2020

El sistema 'Player 12' permite la presencia virtual de los aficionados en las gradas

El sistema 'Player 12' permite la presencia virtual de los aficionados en las gradas
El Sistema Player 12 permite la presencia virtual de los aficionasos en las gradas de los estadios - PLAYER 12

BARCELONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sistema 'Player 12' desarrollado por Idemm Farma permitiría la presencia virtual de los aficionados en las gradas de los estadios en la vuelta del fútbol profesional tras el parón provocado por la pandemia de la COVID-19.

Una aplicación conectada a un robot instalado en el asiento correspondiente de cada abonado de fútbol, puede ser la solución para asegurar tanto el ambiente en la grada como garantizar el mayor apoyo virtual posible del aficionado a su equipo.

"En tu casa o donde estés, podrás no solo hacer llegar tu aliento al equipo de fútbol al que estás abonado, sino que también verás y sentirás el partido como si estuvieses en tu asiento asignado del estadio", afirma Josep Garcés, impulsor de esta idea y Director General de Idemm Farma, empresa especializada en desarrollo de aplicaciones para Telemedicina y Control Remoto de Pacientes.

La iniciativa surge para hacer frente a algunas de las principales consecuencias de la decisión de jugar a puerta cerrada el resto de la temporada de fútbol debido a la pandemia del coronavirus, lo que ha provocado importantes pérdidas a los clubs de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank.

El sistema 'Player 12' permite que un robot, situado en la localidad del usuario, transmite a éste una señal de vídeo en directo del evento y traslada de vuelta hacia el estadio, a través de una pantalla y sistemas de altavoces, las sensaciones y emociones que genera el usuario desde su domicilio.

Esta interacción ya se ha ensayado en la Liga danesa o en la Bundesliga alemana. A diferencia de estas propuestas, que arrojan un resultado estático, frío y con poco seguimiento y satisfacción por parte de hinchas y jugadores, 'Player 12' transmite al estadio las sensaciones reales de miles de aficionados, desde los cánticos de himnos y gritos corales, hasta el clímax de euforia que produce el momento del gol.