25 de noviembre de 2020
26 de octubre de 2020

Tebas: "Los números obligaban a Peter Lim a vender"

Tebas: "Los números obligaban a Peter Lim a vender"
El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en una charla en el CEU-UCH de Valencia - CEU-UCH

"Marcelino no era hombre para tratar con descaro a la propiedad, sin esos retos no estaríamos en la actual situación"

VALENCIA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, defendió la gestión del propietario del Valencia CF, Peter Lim, quien, según él, "evitó la ruina" del club che, y justificó que sus números le han "obligado" a vender jugadores como otros clubs 'grandes' de LaLiga Santander como Real Madrid y FC Barcelona.

"Es muy difícil valorar la gestión sin conocer todos los datos. Cuando Peter Lim compró el Valencia había 25.000 personas dándole las gracias. Venía una persona a evitar la ruina de un club. No siendo valenciano dio ese paso. Después habrá tenido aciertos o errores con Mateu Alemany y Marcelino", dijo.

En la conferencia bajo el título 'Cómo se gestiona LaLiga. Objetivos de futuro' a los estudiantes del título de Especialista en Dirección y Gestión Deportiva de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia, Javier Tebas subrayó que el extécnico del Valencia Marcelino García Toral "no era hombre para tratarse con la propiedad con el descaro que tenía".

"No se pueden lanzar esos retos a la propiedad. Si no se hubiesen lanzado no estaríamos en la situación de ahora. La situación económica del Valencia es complicada a raíz de la crisis de la COVID. Los números del Valencia le obligaban a vender jugadores. El Madrid y el Barça también lo han hecho. ¿Que eso se paga con consecuencias deportivas? Vamos a esperar. Recuerdo el año de Ranieri, que perdió los primeros tres o cuatro partidos y luego ganó la Liga", evocó.

En este sentido, el presidente de la patronal de clubs aseguró que si no se hubiera producido la pandemia el Valencia "no habría vendido jugadores". "Un propietario no tiene que poner siempre dinero. Peter Lim es un hombre inteligente y no va tirar piedras contra su tejado, y va a intentar reducir esa desafección de la afición. En España hay xenofobia no nacional sino provincial. Recuerdo que a Agapito Iglesias siempre le llamaban el empresario soriano. ¿Qué aporta? Recomiendo a los empresarios extranjeros que hay que saber cuidar ese sentido de pertenencia a un club", indicó.

Por otro lado, el aumento de los ingresos por la venta centralizada de los derechos de televisión han permitido "mantener a las estrellas" y ser la mejor liga del mundo junto a la 'Premier League', y destacó la mejora en la producción televisiva, que incorporará este curso 2020-21 una cámara aérea en todos los campos de LaLiga Santander.

"Hemos superado a las motos y a la fórmula uno y somos la competición que mejor producción de televisión hace. A la liga española le gustaría tener a los mejores entrenadores como Klopp y Guardiola, jugadores como Cristiano y Neymar, pero Ronaldo se fue a la Serie A y Neymar a Francia y anticipo que los derechos no mejoraron tanto", manifestó.

"PREFIERO QUE MESSI SE QUEDE"

Tebas recordó que LaLiga tiene vendidos los derechos internacionales de los próximos cuatro años. "En el período de crisis de Messi con el Barcelona cerramos un acuerdo con LATAM y ni lo comentaron. Prefiero que se quede, pero no es una cuestión de vida o muerte", señaló en alusión al peso del argentino en la competición española.

Calculó en 90 millones el impacto económico que tendría la nueva ley que regula las apuestas deportivas en España, y se mostró partidario de que habría que "regular" en lugar de prohibir la presencia de estas casas en el deporte. "Prohibir radicalmente todo hace que sea incoherente. Estamos intentando que haya un periodo de dos o tres años de transición", informó.

España es, según él, el país que "peor trata" al futbolista, y puso como ejemplo a Italia, donde un jugador como Cristiano Ronaldo paga un 25 por ciento de impuestos por lo gana en el país transalpino y 100.000 euros de lo que percibe del resto mundo. "Eso nos hace ser menos competitivos. El fútbol es una industria que mueve 180.000 puestos de trabajo y que hay que cuidar", apuntó.

"CAVIAR QUE NO ES IRANÍ"

En cambio, el máximo responsable de LaLiga no se mostró preocupado por la posible pérdida de valor de la competición española. "Lo he oído tantas veces. Hace unos años se habló de cambio de ciclo y vinieron muchos títulos del Barça y del Madrid. No podemos ganar siempre la Champions. Estábamos acostumbrado al mejor caviar y cuando nos dan uno que no es iraní y es ruso nos parece que no es bueno. Para decir que se pierde valor tiene que pasar lo de Italia, que tienen que pasar 8 años sin apenas haber llegado a una final. Somos un país muy catastrofista. Recuerdo haber leído que Rafa Nadal estaba acabado hace 10 años", comparó.

Volvió a acusar al Paris Saint Germain y Manchester City de "hacer mucho daño al mercado europeo porque lo inflacionan", anunció que algunos clubs de la 'Premier' van a tener problemas porque tienen 500 millones de euros menos para repartir y confía en que el conflicto con la RFEF por los partidos de los viernes y lunes se resuelva.

"No lo sé (si está resuelto). Porque la RFEF ha recurrido la resolución del CSD y los tribunales tendrán que decidir. Creo que tenemos razón y para la industria es importante jugar esos días porque es cuando más gente está en casa. Ojalá sea el definitivo. Este año los operadores, con esto de la crisis de la COVID-19, han apretado mucho con esto de los lunes y los viernes", desveló.

Por último, no consideró prioritario la presencia de los aficionados en los estadios en el actual contexto por la crisis sanitaria. Nosotros sin aficionados en el estadio perdemos una parte esencial del espectáculo. Claro que queremos volver, pero tal y como está el país tampoco está entre las cosas más primordiales", indicó.

Lo importante es concluir la temporada porque es mucho más difícil que la anterior porque en 2021 cree que no se suspenderá la Eurocopa, y no tienen mucho margen en el calendario. "Nuestra gran preocupación es cuidarnos tanto que podamos terminar la competición. No parece el momento más adecuado que LaLiga lleve la bandera de que quiere espectadores en los estadios después de haberse decretado el estado de alarma", justificó.