12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 25 de septiembre de 2019

    Villar: "Hoy se habla mucho, pero se reúne poco"

    Villar: "Hoy se habla mucho, pero se reúne poco"
    El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, durante su intervención en la ponencia “Los retos de futuro del fútbol” de la cuarta edición de World Football Summit, en Madrid (España), a 25 de septiembre de 2019.EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

    "Tuve al fútbol español detrás, pero la etapa la corrí yo: subí bien la montaña, hice el sprint y la crono" "Es una injusticia, el daño moral, material y físico que se ha hecho a Sandro Rosell y su familia es irreparable"

    MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol Ángel María Villar lamentó que actualmente "se habla mucho, pero se reúne poco" en alusión a las disputas entre la ECA y la UEFA con las ligas nacionales por el proyecto de la Superliga, y prevé que la instrucción por el 'caso Soule', por el que está investigado, será "largo".

    "Todos quieren lo mejor para el fútbol. Con ese elemento de unidad tienen que sentarse, pero hoy se habla mucho, pero se reúne poco. Las cosas hay que arreglarlas con horas de reunión. No hay un documento final de lo que quieren que sea la Superliga europea, pero si es como he leído estoy en contra", dijo en la segunda y última jornada de la cuarta edición de World Football Summit, el congreso sobre la industria del fútbol que se celebra en el Teatro Goya de Madrid.

    El expresidente de la RFEF, en su reaparición pública desde julio de 2017, hizo una reflexión en voz alta sobre el proyecto de la Asociación Europea de Clubes (ECA), que, si clasifica a los clubs independientemente del resultado deportivo sería un "ataque frontal al mérito o demérito deportivo".

    "Si se quiere utilizar las fechas del calendario de las ligas es una cuestión grave; se incrementan 21 partidos más a un calendario sobrecargado; otra cosa es con qué jugadores vas a jugar la competición nacional, ¿con los no habituales? Eso ataca frontalmente a la competición nacional", explicó.

    A su juicio, las competiciones europeas "son un complemento de la nacional". "Cuando se construyó la UEFA se hizo con esa finalidad. No puedes tirar tanto de la cuerda y 'romper' la competiciones nacionales. Los que tienen responsabilidad tienen que reunirse", exhortó el exdirectivo vasco.

    "Si todo es así, estoy en contra de la Superliga. Los grandes clubes tienen derecho a expresar sus inquietudes. ¿Ustedes conciben que cinco equipos no disputen, de forma normal, la Liga española. Vamos a ver si buscamos la fórmula que mejore la competición actual, que es muy buena", señaló en alusión a la Liga de Campeones.

    "TODOS ME DECÍAN QUE IBA A SER DIRECTIVO"

    Villar explicó que reaparecía porque quiere devolver a la sociedad las enseñanzas que le ha dado el fútbol. "Estoy aquí porque estoy muy agradecido al fútbol. Mi vida ha sido el fútbol desde los 11 hasta los 69 años. Tengo muchas experiencias y me gustaría compartirlas con las nuevas generaciones de profesionales", comentó.

    Agradecido por los "valores", "formación" y conocimiento de personas y culturas de muchos países, Villar dijo encontrarse "de maravilla" a la espera de que se retome el proceso por el 'caso Soule' de presunta corrupción en la RFEF. "El proceso va lento y mis abogados están presentando las pruebas y los elementos para defenderme. La instrucción va a ser larga", prevé.

    Por otro lado, consideró una "injusticia" la resolución del caso Rosell por el daño que se ha hecho a su mujer, familiares y al propio expresidente del FC Barcelona. "El daño que se ha hecho moral, material y físico a esa familia es irreparable. ¿Qué hace la sociedad, el mundo del fútbol para que no se vuelva a repetir? Sólo nos preocupa cuando nos pasa a nosotros", denunció.

    Desveló que cuando jugaba en el Athletic, con 20 años, se ocupaba de las "cuestiones sociales" de los jugadores y de la negociación con la Directiva bilbaína; incluso, que hacía la declaración de la renta a sus compañeros. "Todos me decían que no iba a ser entrenador sino dirigente. Solo soy entrenador cuando estoy en un desayuno, comida o cena. Todos tenemos un entrenador encima", indicó.

    Su secreto fue "preocuparse" del compañero y ser "leal" a las instituciones. "La gente te quiere por estar, pero después hay que saber estar. En la salida he tenido al fútbol español, pero la etapa la corrí yo solo: he subido bien la montaña, he hecho el sprint y hago bien la crono", comparó.

    Las alegrías se las dieron los triunfos de la selección español, que "lo está haciendo muy bien" y felicitó al actual presidente de la RFEF, Luis Rubiales. "He hecho lo que me ha gustado hacer. He ganado las siete veces que me he presentado. ¿Tristezas? Me afectaba cuando desaparecía un club o cuando bajaban por falta de pagos", descubrió.

    "NUN-CA HE IDO EN CONTRA DEL VAR"

    Para él, en España existe "más sentimiento de clubes que de selección, pero, con los resultados que se han conseguido, ha ido creciendo" y defendió el uso del videoarbitraje (VAR) en contra de lo que dice que había comentado.

    "De mi se han dicho tantas cosas. No he ido en contra del VAR, nun-ca. Lo que sí he dicho que el VAR, como elemento de ayuda, se tenía que experimentar. Gracias a Dios ha dado un resultado positivo. Soy favorable al VAR, pero su aplicación no resuelve todos los errores arbitrales", manifestó.

    Sobre su falta de diálogo con el presidente de LaLiga, Javier Tebas, el expresidente de la RFEF defendió que con él "siempre se hablaron las instituciones, otra cosa es que no se hablaran los actores". "Tiene que haber un diálogo para buscar lo mejor para el fútbol", justificó el exdirectivo.