1 de marzo de 2021
28 de septiembre de 2014

Marc Canela: "Rossi y Lorenzo son distintos pero muy buenos tíos"

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coordinador del equipo Yamaha, Marc Canela, repasó aspectos como la dinámica de trabajo de su equipo, el funcionamiento de la logística y el trabajo con los pilotos durante el Mundial de motociclismo, destacando que "Rossi y Lorenzo son distintos", pero "muy buenos tíos".

"Rossi y Lorenzo son distintos pero muy buenos tíos. El trato con Rossi es complicado por todo lo que comporta su figura a nivel mediático y de repercusión. Pero es fácil trabajar con Valentino, es un tío muy simpático, que nunca tiene un no, que tiene siempre un gracias, es detallista. Jorge es un poco más serio, pero es muy buen tío también. Tengo trato con ellos porque soy el que les consigue los billetes de avión, o cuando tienen algún invitado les ayudo a pedir un taxi o lo que sea necesario", dijo en declaraciones a Elite Sport.

El catalán, que lleva 11 años dentro del equipo Yamaha, habló sobre la dinámica de trabajo en Gran Premios como el de Aragon. "Acabamos en Misano, los camiones se fueron todos a Milán y el lunes arrancaron hacia aquí. El martes llegaron diez personas, montan todo y son los mismos que hacen de camareros y de cocineros, e incluso también conducen. Aquí hay cuatro trailers sólo para esto. En total, el equipo lo forman unas 40-45 personas contando todas las áreas. Por lo que respecta al equipo, llevamos dos trailers, más uno que es la oficina para los ingenieros, y otro para motores", explicó.

En cuanto a la logística, Canela comentó que "en Europa" llevan todo el material". "Un camión es de carga, que es también taller, y el otro de oficinas. En un Gran Premio tenemos los camiones que transportan los paneles embalados en cajas y luego las motos, que van dentro de un camión de recambios. El martes se aparcan los camiones y el miércoles llegan los mecánicos. Se monta el box, los paneles, la moqueta, las luces y después se trabaja en la moto. Ésta viene igual a cómo ha acabado la carrera anterior. Después de una reunión técnica con los japoneses, se decide en qué se va a hacer", comentó el de Yamaha.

Asimismo, Canela describió los equipos de trabajo de los pilotos. "En el equipo de Jorge hay un esloveno, tres españoles, un italiano, un irlandés y dos ingenieros japoneses. En el equipo de Valentino hay dos italianos, uno de Nueva Zelanda, dos australianos y un belga. Son equipos diferentes pero bajo una misma marca", agregó.

Por otro lado, el directivo que lleva más de 20 años en el Mundial de motos, indicó que en cada circuito transportan unos "12.500 kilos". "Los neumáticos nos los trae siempre Bridgestone, nosotros no tocamos nada. Cuando acaba el Gran Premio los tenemos que devolver. Aquí los pilotos tienen su motorhome, que es cosa suya, no de Yamaha. Cada uno lo tiene como quiere, paga al que lo transporta. Y tenemos casetas para el equipo, y de comunicación, dos para 'hospitality' y una para cada piloto, con una camilla, un sofá, una mesa, ahí tienen los monos, se cambian y hacen vida ahí", aseveró Canela.

El catalán afirmó que "sin duda" los momentos más críticos son las caídas. "Tras ella, tienen que construir la moto en apenas dos horas. Valentino se cayó en Misano y cambiaron la moto de la mañana a la tarde. Se cambian las piezas y todo vuelve a funcionar, pero es un trabajo duro", dijo.

En otro orden, el coordinador de Yamaha relató cómo es la vida de un equipo de élite. "El ritmo es frenético, esto es competición, alto nivel. Aquí no la puedes 'cagar', seas mecánico o logístico; si yo me he olvidado de reservar el hotel en Zaragoza, a mí me echan. Yo empiezo a organizar un Gran Premio con un año de antelación. Nos apoyamos bastante en agencias de viajes. Si hay que viajar en low cost se viaja. Los pilotos viajan los dos en jet privado. Se nota la tensión de ser un equipo líder. tienes todas las herramientas para no 'cagarla'", completó.

Por último, Canela habló sobre la convivencia por la que pasan juntos "150 días al año". "Comes, trabajas, cenas y duermes. Tiene que haber buena convivencia, y la hay. Ahora es algo distinto porque vamos a habitaciones individuales, pero antes yo dormía más con un compañero que él con su mujer. El 'paddock' es como un pueblo donde Carmelo (Ezpeleta) es el alcalde, Dorna es el Ayuntamiento, y nosotros somos los ciudadanos" concluyó.