13 de agosto de 2020
19 de julio de 2008

Motociclismo/GP Estados Unidos.- Pedrosa: "Ha sido una decisión difícil volver a casa, pero no podía hacer otra cosa"

LAGUNA SECA (ESTADOS UNIDOS), 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Dani Pedrosa (Honda) se mostró muy contrariado por tener que regresar a España sin poder tomar parte en el Gran Premio de Estados Unidos, debido a los dolores que sufre tras su caída de la pasada semana en Sachsenring (Alemania).

"Ha sido una decisión difícil volver a casa, pero esta vez no podía hacer otra cosa. Ayer sufrí muchísimo en los dos entrenamientos. Por la mañana me di cuenta de que sin infiltración no podía subirme a la moto y por la tarde, aun infiltrado, sentía mucho dolor", afirmó en declaraciones facilitadas por Repsol Honda.

El de Castellar del Vallés, que ayer sólo fue capaz de dar nueve vueltas seguidas, explicó que le parecieron "cuarenta". "Esta mañana me he levantado mucho más dolorido, con los dedos de la mano hinchados y sé que no hubiera acabado la carrera", lamentó.

El catalán confesó que aguantar 32 vueltas sería "imposible" sobre todo en un trazado como el californiano "con tantos cambios de nivel, muchas frenadas fuertes y tantas curvas a izquierdas", la mano que tiene lesionada.

Por ello ya piensa en la siguiente carrera, el próximo 17 de agosto en la República Checa. "Al menos me queda el consuelo de haberlo intentado, algo que no hubiera sabido de quedarme en casa. Ahora tengo tres semanas para recuperarme e intentar llegar en Brno en las mejores condiciones", finalizó.

El catalán, segundo en la general de MotoGP, participó ayer en los entrenamientos libres y evidenció grandes síntomas de dolor por lo que hoy no participó en los terceros libres y decidió regresar en las próximas horas a España.

Según confirmaron fuentes del equipo Repsol Honda a Europa Press, el de Castellar del Vallés tomó dicha decisión por no estar "en el estado físico más adecuado" ya que sufre "intensos dolores" y la pista californiana "es muy exigente".

Pedrosa se cayó al inicio de la sexta vuelta, cuando lideraba el Gran Premio de Alemania. El piloto sufrió una fractura desplazada en el dedo índice izquierdo, un esguince en una articulación del dedo medio izquierdo, una fractura del hueso grande de la muñeca, además de un esguince del ligamento lateral externo del tobillo derecho.

Ayer se subió a su Honda, seriamente mermado físicamente, ya que llegó al circuito apoyado en una muleta y con unos guantes especiales para proteger sus dedos fracturados. El barcelonés fue último en la primera tanda y decimoquinto en la segunda.