14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 12 de marzo de 2008

    Alonso inicia en Albert Park su reto más complicado

    Alonso inicia en Albert Park su reto más complicado
    REUTERS

    MELBOURNE (AUSTRALIA), 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El piloto español Fernando Alonso (ING Renault) iniciará este fin de semana en el trazado australiano de Albert Park, en Melbourne, su objetivo de estar con los mejores en el Mundial 2008, su reto más complicado de los últimos años.

    Doble campeón mundial (2005 y 2006), y tercero empatado a puntos con el segundo, a un punto de Kimi Raikkonen (Ferrari) y con opciones hasta el final de una tercera corona (2008), el asturiano afronta una nueva 'aventura' en la escudería de Flavio Briatore, aunque la situación respecto a sus dos primeros títulos parece haber cambiado y sus opciones de proclamarse campeón son menores.

    Y es que el R28 de la escudería francesa está situado en el grupo de coches que se encuentran un tanto lejos de las dos grandes favoritas: Ferrari y McLaren-Mercedes. Los 'bólidos rojos' y las 'flechas plateadas', vista la pretemporada, acaparan todas las apuestas para optar a los podios.

    Además, el equipo de Flavio Briatore firmó en 2007 una pésima campaña, donde no estuvo nunca entre los mejores y cuya única actuación positiva fue el podio de Heikki Kovalainen en el aguado Gran Premio de Japón. Esa distancia con los demás ha sido la principal obligación de Renault.

    Pero Alonso no descarta nada, aunque ya reconoció en su momento que habrá que hacer "un campeonato perfecto". El ovetense, que ve al 'Cavallino Rampante' como clara aspirante, ha mejorado las prestaciones de su monoplaza, y su principal objetivo es volver a estar en los puestos altos en las carreras, y sin renunciar a nada por su talento como piloto.

    Además, en Renault tienen confianza ciega en él y el español también tiene buena sintonía con el equipo de Flavio Briatore, con el que espera olvidar el tormentoso año pasado en McLaren-Mercedes, y sus roces con Lewis Hamilton y Ron Dennis. Ahora, comparte equipo con otro joven talento, Nelson Piquet Jr., hijo del mítico triple campeón del mundo brasileño, y que se muestra ambicioso pese a la presencia del asturiano.

    La primera gran prueba para Fernando Alonso empieza en Albert Park, un trazado del que guarda buenos recuerdos ya que en sus últimas cuatro visitas no se ha bajado del podio: victoria en 2006, segundo en 2007 y tercero en 2004 y 2005. "Si se presenta una oportunidad, estaré listo para intentar aprovecharla", ha desafiado Alonso.

    De todos modos, el ovetense es franco y sabe que Australia puede medir a qué nivel están respecto, no sólo a Ferrari y McLaren-Mercedes, sino a BMW-Sauber, Williams o Toyota, los otros equipos que están cerca de sus prestaciones.

    DUELO RAIKKONEN-HAMILTON

    La temporada 2008, la de las novedades reglamentarias (supresión de las ayudas electrónicas, la nueva calificación...), del estreno de Valencia como Gran Premio urbano o de la novedosa carrera nocturna de Singapur, se presenta como un duelo entre Kimi Raikkonen, actual campeón, y Lewis Hamilton.

    El finlandés dio por fin el salto de calidad en 2007 y devolvió a los 'bólidos rojos' la gloria perdida en beneficio de la irrupción de Fernando Alonso. Esa confianza debe revertir positivamente a favor de 'Ice Man', que cuenta este año con un monoplaza mejorado.

    El finés, ganador el año pasado en Melbourne y segundo en 2006, sin olvidar al otro Ferrari del veterano Felipe Massa, sabe que las 'flechas plateadas' serán sus grandes rivales, en concreto la de Hamilton.

    El inglés ya no es un debutante y, al igual que a Raikkonen, la experiencia, en su caso negativa, le debe haber fortalecido y su talento y ambición le tendrían que convertir en aspirante desde el principio. Además, la rivalidad con un campeón del mundo como Fernando Alonso la ha cambiado por la de Heikki Kovalainen, un compañero que debería darle menos 'problemas' que el asturiano.

    Albert Park dará mañana el banderazo de salida a un Mundial, compuesto de 18 Grandes Premios, dos en España (Montmeló y Valencia), y que terminará, como es habitual, en Brasil. El trazado oceánico hace sufrir a los frenos y a los neumáticos traseros, por lo que la tracción toma importancia, más con la ausencia del control de tracción.