24 de noviembre de 2020
1 de septiembre de 2007

Atletismo/Mundial.- (Crónica) Gay se convierte en el rey del tartán nipón con su tercer oro

Felix suma su segunda presea dorada

OSAKA (JAPÓN), 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El velocista estadounidense Tyson Gay completó la gesta al adjudicarse su tercera medalla de oro en una jornada en que el marchador Mikel Odriozola dio la buena noticia a la delegación española con su sexta plaza en los 50 kilómetros marcha.

El atleta de Kentucky entró en la historia del atletismo al convertirse en el tercer hombre con tres preseas doradas en una misma cita mundial al aire libre, uniendo su nombre al de sus admirados Carl Lewis y Maurice Green.

A pesar de llegar a Osaka sin grandes éxitos en su palmarés, Gay llegaba con la mejor marca del año en los 100 metros lo que le convertía en favorito al podio y a pesar de la dureza de su misión, desde el primer día estuvo impecable.

Así, se adjudicó el oro en los 100 metros ante el jamaicano Asafa Powell y tan sólo tres días después volvió a subir a lo más alto del cajón en el doble hectómetro. Hoy, completó la proeza en el relevo 4x100, relegando a Powell, una vez más, a la plata.

Gay, que entró como tercer relevista en la curva del estadio, cedió el testigo a Leroy Dixon, que logró mantener la ventaja sobre Powell, plusmarquista mundial del hectómetro, en la recta final.

Hoy el cuarteto de las 'barras y estrellas' paró el cronómetro en 37,78 segundos para superar en la línea de meta a la Jamaica de Asafa Powell, plata, y a Gran Bretaña, bronce.

ODRIOZOLA SORPRENDE EN 50 KILÓMETROS MARCHA.

Por otra parte, el marchador vasco Mikel Odriozola logró una meritoria sexta plaza en la final de los 50 kilómetros mientras que Jesús Ángel García Bragado fue descalificado y Santiago Pérez se vio obligado a abandonar.

El atleta donostiarra se sacó la espina de su descalificación en Helsinki 2005 y mejoró su decimocuarta posición de París 2003 con una carrera muy seria, que le permitió firmar su mejor resultado en un Mundial al aire libre.

El pupilo de José Marín fue remontando desde la decimoquinta posición que ocupaba al paso de los 20 kilómetros hasta esa sexta plaza final.

Mientras, Santiago Pérez que marchaba en el grupo de cabeza en los primeros compases se vio obligado a abandonar a la altura del kilómetro 15 tras sufrir un pinchazo en su pierna derecha y el subcampeón de Europa en Goteborg Jesús Ángel García Bragado recibió dos avisos muy pronto y fue descalificado hacia el kilómetro 25 de carrera.

La prueba estuvo totalmente dominada por el plusmarquista mundial de la especialidad, el australiano Nathan Deakes, que se impuso con un registro de 3h43:53 y rompió a llorar al entrar en meta, por delante del francés Yohan Diniz (3h44:22) y del italiano Alex Schwazer (3h44:38).

FELIX SUMA SU SEGUNDO ORO.

Además, la estadounidense Allyson Felix se convirtió en la otra gran protagonista de la jornada al sumar su segundo oro. La velocista, que ayer se impuso en 200 metros, revalidó junto a sus compañeras el título en el relevo corto.

Torri Edwards replicó al ataque de la jamaicana Veronica Campbell, la campeona de los 100 metros, en el último relevo y permitió a Estados Unidos volver a colgarse el oro gracias a un registro de 41.98 segundos.

Por otra parte, el checo Roman Sebrle, campeón olímpico y plusmarquista mundial, se colgó el oro en decatlón gracias a su remontada en la penúltima prueba mientras que el español Agustín Félix terminó decimoséptimo en su primer Mundial.

El checo, que fue plata en las dos anteriores citas mundialistas, logró la victoria con su extraordinario lanzamiento de jabalina (71,18 metros). Así, se impuso con 8.676 puntos por delante del jamaicano Maurice Smith (8.644) y del kazajo Dmitriy Karpov (8.586), plata y bronce, respectivamente.

Por último, el estadounidense Brad Walker se adjudicó la medalla de oro en el concurso de salto con pértiga del Campeonato del Mundo de Osaka (Japón) sacándose la espina de su plata en Helsinki hace dos años.

El norteamericano, que llegaba con la mejor marca del año, se impuso con un salto de 5,86 metros, idéntica marca a la del francés Romain Mesnil, que tuvo que conformarse con la plata al haber cometido más nulos. La medalla de bronce fue para el alemán Danny Ecker (5,81).