30 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Atletismo.- (Perfil) Marta Domínguez, el carácter ganador que lleva a la gloria

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La atleta española Marta Domínguez logró hoy el mayor éxito de su trayectoria deportiva despúes de proclamarse campeona del mundo en la prueba de 3.000 metros obstáculos, convirtiéndose en la segunda española que logra una medalla de oro en un Campeonato del Mundo después de que Niurka Montalvo lo consiguiese hace diez años en Sevilla.

La palentina, de 33 años, ha podido obtener sobre el tartán de Berlín el gran éxito que perseguía durante toda su carrera, una medalla de oro que haga relucir su excelente palmarés, en el que también brillan dos platas mundiales, que le ha hecho convertirse en la mejor atleta española de todos los tiempos.

Domínguez llegaba hoy a la carrera de 3.000 obstáculos con la firme intención de ser "la número uno". La española supo trasladar esa seguridad a la pista, donde exhibió su veteranía, su clase y su estado de forma para superar con autoridad a todas sus rivales y alcanzar un hito histórico para el atletismo nacional.

Y es que tras su amargo paso por los Juegos Olímpicos de Pekín (China) el pasado año, Domínguez, que siempre se ha caracterizado por su capacidad de sacrificio y competitividad, tenía una espina clavada, una cuenta pendiente con la gloria absoluta.

En la cita china, un mal salto en una valla a falta de doscientos metros para el final se interpuso entre una presea olímpica y la palentina, dejando a la española a un paso de luchar por un premio que sí ha sabido conseguir en Berlín un año más tarde.

EL CAMBIO DEL 5.000 AL 3.000 OBSTÁCULOS, DECISIVO EN SU CARRERA.

Sin embargo, el rotundo éxito obtenido en Alemania no debe ocultar la extensa trayectoria de una atleta que siempre ha conquistado medallas allá donde ha participado, haciendo gala de un carácter competitivo demoledor, que le ha llevado a ir consiguiendo a lo largo de los años todo lo que se ha ido proponiendo.

Así lo demuestran sus platas mundiales obtenidas en Edmonton (2001) y París (2003), o sus oros europeos en Múnich (2002) y Gotemburgo (2006), todos ellos sobre la distancia de 5.000 metros lisos, en la que siempre destacó.

No obstante, la búsqueda de nuevos retos siempre fue un rasgo reseñable de la palentina, que posee un sinfín de plusmarcas nacionales en el mediofondo y el fondo, al que se ha de añadir hoy su flamante record en los 3.000 obstáculos (9:07.32), que hace presagiar una posible tentativa a la plusmarca mundial en un futuro.

Fue precisamente ese carácter y esa búsqueda de motivaciones la que llegó a Domínguez, la mejor atleta española de la historia en los 5.000 metros lisos, a abandonar su disciplina de siempre por los 3.000 obstáculos, decisión que tomó el pasado año.

En su segunda carrera sobre los tres kilómetros, la palentina rebajó el record nacional, dejándolo en 9:21.76. Un dato que hacía concebir esperanzas de que su cambio depararía grandes éxitos para el atletismo español.

Poco más de un año más tarde, Domínguez ha conseguido subirse a lo más alto del podio en un Campeonato del Mundo, demostrando que la decisión tomada entonces fue la correcta, consagrándose como la más brillante atleta española de todos los tiempos y abriendo paso a otros nuevos éxitos futuros, cualesquiera que el indomable carácter competitivo de la palentina se pueda plantear.