18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 17 de septiembre de 2019

    Carolina Marín consigue su primera victoria tras su grave lesión de rodilla

    Carolina Marín consigue su primera victoria tras su grave lesión de rodilla
    Carolina Marín durante un partidoREUTERS / RITZAU SCANPIX DENMARK - ARCHIVO

    MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La jugadora española Carolina Marín consiguió este martes su primera victoria después de superar la grave lesión que sufrió a principio de año, tras imponerse en su estreno en el Abierto de China de bádminton
    a una potente rival como la japonesa Nozomi Okuhara, actual subcampeona mundial.

    La actual campeona olímpica afrontaba su segundo después de más de siete meses sin competir y tras haber perdido en su reaparición en Vietnam la semana pasada, un revés que le dejó "bastante decepcionada", todo lo contrario que en esta ocasión.

    "Por supuesto estoy muy feliz por como he jugado hoy, solo quiero olvidarme de mi lesión porque me perdí muchos torneos y el poder jugar con jugadoras de nivel muy alto. Por supuesto, estaba lista para este partido, mi condición física es muy buena y mi rodilla está bien, no tengo ningún dolor", celebró la onubense tras el partido, en declaraciones en la web de la Federación Mundial de Bádminton.

    El partido en la cita asiática no se presentaba sencilla para Marín, que se medía a una Okuhara, que además de haber rozado el título el mes pasado en Basilea (Suiza), partía como cuarta cabeza de serie y ante la que había caído en seis ocasiones.

    Sin embargo, la española rayó a gran nivel y se impuso en dos sets por 21-16 y 21-18, en 46 minutos. La andaluza sufrió al inicio del choque y llegó a ir perdiendo 9-5 antes de remontar para llevare con claridad el primer parcial. En el segundo, la triple campeona del mundo llevó la iniciativa en el marcador y no dio demasiadas opciones a su rival. Ahora, su próxima rival será la estadounidense Beiwen Zhang, con la que se disputará el pase a cuartos de final de este Abierto de China.

    "El otro día estaba nerviosa y no podía pensar en mi oponente, pero hoy solo pensaba en lo que tenía que hacer con Okuhara. Me siento con más confianza y sólo tengo que centrarme en mi juego mental, porque cuando juegas con una jugadora 'top' es duro estar centrada durante todo el partido, pero lo hice realmente bien", celebró la española.

    En este sentido, reconoció que la semana pasada estaba "algo nerviosa y tensa" por querer ganar. "Eso me hizo tener más tensión en mi cuerpo y no pude pensar en lo que tenía que hacer con mi rival", sentenció.