24 de febrero de 2021
20 de enero de 2021

Desirée Vila: "Tengo que coger todavía mucha experiencia, espero estar entre las mejores en París 2024"

Desirée Vila: "Tengo que coger todavía mucha experiencia, espero estar entre las mejores en París 2024"
Desirée Vila durante uno de sus saltos en el Campeonato de España Liberty Seguros de Promesas Paralímpicas de Atletismom 2020 - EVERCOM - ARCHIVO

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La atleta española Desirée Vila tiene claro que aún debe "coger mucha experiencia" porque lleva "muy poco" en el atletismo y por eso ve más factible "estar entre las mejores del mundo" en los Juegos Paralímpicos de París de 2024 que en los de este verano de Tokio, una cita que espera que se pueda realizar pese a la pandemia de coronavirus y para la que necesita el "regalo" de tener competiciones para poder clasificarse.

"Todavía llevo muy poco en el atletismo y tengo que coger mucha experiencia porque me cuesta mucho la competición. Entreno muy bien, pero tengo que trabajar ese tema porque me pongo muy nerviosa y eso puede jugar en mi contra. Tengo que aprender y ojalá que la medalla paralímpica llegue algún día, espero que en París pueda estar entre las mejores del mundo", se sinceró Vila en su participación en los 'Diálogos Paralímpicos' de la agencia 'Servimedia'.

La gallega, que sufrió la amputación de su pierna derecha por una negligencia médica tras romperse la tibia y el peroné cuando entrenaba en gimnasia acrobática, deporte en el que fue internacional con España, tampoco renuncia del todo a una presea en Tokio porque "sino lo sueñas no lo vas a conseguir", aunque primero espera que se confirme la celebración de una cita para la que todavía no está clasificada.

"Soy optimista. No me importaría si los Juegos fuesen sin público, pero hay que intentar que se puedan llevar a cabo. La situación es complicada (por el coronavirus), sobre todo en el ámbito de las competiciones internacionales y cuelga de un hilo si va a haber reuniones internacionales, que son fundamentales para la clasificación. Necesitamos ese regalo de las competiciones porque son muchas horas entrenando y haciendo sacrificios", subrayó.

La atleta pontevedresa, de 22 años, indicó que su "prueba principal es la longitud". "Es en la que soy más competitiva. Tengo la mínima B, pero todavía tengo que mejorar mis marcas", admitió, puntualizando que tiene una prótesis "específica" para esta modalidad del atletismo y otra "para velocidad".

Vila no abandonó el deporte tras el duro golpe de la amputación de su pierna y ese fue clave. "Creo que mi rápida recuperación física y mental después del accidente fue en parte por la fortaleza que tenemos los deportistas, que vivimos situaciones muy variadas y somos muy sufridores. Cuando tuve que empezar a convivir con mi discapacidad me planteé como un objetivo el volver a empezar a caminar y a retomar mi vida", remarcó.

"Me dolía salir en los periódicos por algo tan negativo, no era un logro que me amputasen una pierna, pero que ahora se me quiera conocer por mis logros en el atletismo me parece importante. Creo que tenemos que cambiar la concepción, las historias personales (de las personas con discapacidad) son importantes, pero hay que centrarse en sus logros", advirtió.

Para la gallega, el deporte con discapacidad "está logrando el reconocimiento" por parte de la sociedad. "Vamos por el buen camino. 20 años atrás no habría tenido las mismas oportunidades que ahora, pero el deporte paralímpico es muy nuevo y es impresionante el apoyo que se le está dando. Y eso es fundamental porque somos deportistas como los olímpicos y representamos al mismo país. Yo llevo muy poco, pero hay grandes deportistas que han normalizado la discapacidad", afirmó.

Finalmente, Vila, cuyo "mayor sacrificio es quizá estar en Madrid", se refirió a la "suerte" que tuvo durante el confinamiento por la ayuda que recibió del Comité Paralímpico Español (CPE). "Me centré en trabajar la parte psicológica o la de la nutrición. La vuelta fue complicada el primer mes, pero luego todo salió rodando, y también tuvo tiempo para plantearme nuevos proyectos y para estudiar mi carrera de Relaciones Internacionales. El parón fue importante para darte cuenta de que es importante poder hacer cosas y tener una rutina", sentenció.