30 de mayo de 2020
28 de marzo de 2020

Gestas del deporte: 'Superjavi' alcanza la cima mundial

Gestas del deporte: 'Superjavi' alcanza la cima mundial
Javier Fernández López, patinador español. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

"Es increíble. No sé si sucederá otra vez, pero esta vez es muy especial para mí. Casi no me creo que he sido capaz de batir al campeón olímpico una vez". Estas fueron algunas de las primeras palabras de Javier Fernández tras entrar en la historia del deporte español hace justamente hoy, 28 de marzo, cinco años.

En este día, pero en 2015, el patinador madrileño consiguió coronarse por primera vez campeón del mundo en la lujosa Shanghai (China). Una gesta inédita en el deporte nacional, donde el patinaje artístico había conseguido en aquellos años una mayor notoriedad en el panorama por la aparición de 'Superjavi', sin olvidar otras figuras como Sonia Lafuente, también olímpica, Adriá Díaz y Sara Martín.

Javi llegaba a la cita mundial ya consagrado como uno de los mejores de su especialidad. Triple campeón de Europa, había sido bronce en los dos últimos campeonatos del mundo y era uno de los candidatos a ocupar un trono del que parecía difícil desbancar a su compañero y amigo Yuzuru Hanyu. Pero el patinador español lo logró, firmando un maravilloso Programa Largo.

Casi un año antes, el 15 de febrero de 2014, el madrileño había sufrido la amargura de quedarse a las puertas de la medalla de bronce olímpica en Sochi (Rusia). Ahí cometió un pequeño fallo en la final que le terminó costando el tercer cajón del podio, pero de ahí salió fortalecido y en Shanghai lo demostró.

Un día antes, en el Programa Corto, Javi ya avisó de que quería algo más que ocupar un puesto en el podio. Al rockero ritmo de 'Black Betty', del grupo 'Ram Jam' se fue hasta los 92.74 puntos. No falló en ninguno de sus saltos, pero Hanyu, campeón olímpico y mundial, partiría por delante con 95.20 puntos tras un ejercicio repleto de belleza y calidad. Los dos se citaban para una apasionante' batalla' en la final de 24 horas después.

El patinador asiático fue el primero en aparecer sobre el hielo del Centro Deportivo Shanghai Oriental. Y, casi de una forma un tanto inesperada, no se mostró tan fino como en él es habitual. Se cayó en un cuádruple y convirtió otro en un doble. Eso abrió definitivamente una puerta a la esperanza al patinador español, que sabe que debe rayar la perfección con sus ejercicio con la música de 'El Barbero de Sevilla' para recortar esos más de dos puntos de diferencia.

El 'Fígaro' español no falló. Pese a caerse en uno de sus cuádruples, el segundo, acertó a completar los otros dos y el resto de su ejercicio fue impecable. Tocaba esperar las puntuación de los jueces. Los 181.76 puntos superaban ampliamente los 175.88 de Hanyu. Un sonoro grito y las manos a la cabeza con absoluta incredulidad, mientras el japonés encajaba sonriente y aplaudía a su compañero, acompañaron la primera imagen de su entrada en la historia del patinaje y del deporte español. Y aunque dijese que sería difícil de repetir, lo volvió a hacer un año después.