17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    La IAAF lamenta la orden provisional que permite competir a Semenya y buscará revertirla

    La IAAF lamenta la orden provisional que permite competir a Semenya y buscará revertirla
    REUTERS - ARCHIVO

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha lamentado este martes que el Tribunal Federal Suizo haya resuelto, sin contar con su testimonio, que la atleta sudafricana Caster Semenya pueda competir sin necesidad de tomar medicamentos para bajar su testosterona hasta que se resuelva la apelación presentada ante la corte, y ha reiterado que "la biología tiene que triunfar sobre la identidad" para garantizar una competición "justa".

    La doble campeona olímpica apeló ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) la nueva reglamentación de la IAAF sobre atletas con diferencia de desarrollo sexual (DSD), que obliga a limitar la presencia de testosterona en las atletas hiperandrogénicas. Sin embargo, el tribunal falló a favor del organismo rector del atletismo mundial afirmando que la norma era necesaria para garantizar una competición justa entre las atletas.

    Tras ello, Semenya recurrió al Tribunal Federal Suizo, que este lunes decidió que la atleta podía correr provisionalmente sin necesidad de tomar medicamentos para bajar sus niveles de testosterona hasta que se resolviese la apelación.

    Este martes, la IAAF, que el lunes aseguró que no había sido notificada, confirmó que había recibido una "orden superprovisional", pero que la decisión fue "ex parte", es decir, que fue emitida "sin el conocimiento de la IAAF". "La IAAF no recibió las alegaciones del denunciante hasta el día de hoy, por lo que no tuvo la oportunidad de explicar por qué los Reglamentos DSD deben permanecer vigentes y ser aplicables a todos los atletas afectados mientras la apelación está pendiente", señala.

    En este sentido, recalcó que seguirá "luchando por la igualdad de derechos y oportunidades para todas las mujeres y niñas", lo que pasa por hacer una competición "justa y significativa", recordando que son "una de las únicas federaciones deportivas internacionales que pagan a mujeres y hombres el mismo premio en efectivo".

    El organismo, que recalca que respeta "plenamente la dignidad personal de cada individuo" y que apoya al movimiento social para que las personas sean "aceptadas en la sociedad en función de su sexo legal o identidad de género elegidos", explica, sin embargo, que existen algunos contextos, y el deporte "es uno de ellos", donde "la biología tiene que triunfar sobre la identidad".

    "La IAAF también cree que el derecho a participar en el deporte no se traduce en un derecho a la autoidentificación en una categoría de competición o un evento, ni a insistir en la inclusión en un evento preferido, ni a ganar en un evento en particular, sin tener en cuenta las reglas legítimas del deporte o los criterios de ingreso", apunta.

    Así, considera que es "legítimo" crear "una categoría protegida para las mujeres y basar la elegibilidad de esta categoría en la biología y no en la identidad de género", afirmando que este punto fue aceptado por el TAS en su decisión del pasado 30 de abril. "Definir la categoría basada en algo distinto a la biología sería acabar con la categoría y disuadiría a muchas niñas de todo el mundo de elegir el deporte competitivo y de élite después de la pubertad", añade.

    "La IAAF considera que los Reglamentos DSD son un medio necesario, razonable y proporcionado para proteger la competencia justa y significativa en el deporte femenino de élite, y el TAS estuvo de acuerdo", subraya, informando de que de buscará una "rápida reversión" de la orden para evitar "una confusión grave" entre los atletas y los organizadores y para "proteger la integridad del deporte", y que para ello defenderá su Reglamento DSD ante el Tribunal Federal Suizo.

    Para leer más