20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 10 de enero de 2009

    Iker Martínez (Telefónica azul): "Hemos cumplido el objetivo, pero íbamos primeros"

    SINGAPUR, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Iker Martínez, patrón del 'Telefónica azul' y caña en la regata costera celebrada en Singapur, manifestó el sabor agridulce que le ha dejado el tercer puesto de hoy, ya que, aunque supone el "objetivo cumplido" de subirse el podio, queda "la pena" de no ganar una etapa que la embarcación española lideró por momento.

    "Antes de salir, hemos dicho que estando entre los tres primeros estaríamos contentos y estamos en el podio que el objetivo que nos marcamos. Un poco de pena por otro lado, porque teníamos la regata encaminada. Íbamos primeros y con ese resultado ganábamos la regata pero es lo que hay, al final no se nos ha dado tan bien", se lamentó Martínez, que no olvidó felicitar a sus rivales.

    "Enhorabuena a 'Ericsson 4' -ganador- y 'Puma' -segundo-. Lo están haciendo realmente bien en esta competición", manifestó con deportividad el patrón del 'Telefónica azul', que no no piensa dejar de luchar. "Seguimos ahí en la dura pelea y vamos a decir que estamos contentos", se animó.

    Más optimista se mostró su compañero de tripulación, pepe Ribas, "muy contento", aunque igualmente consciente de que podrían haber cosechado un triunfo. "Pero ha habido un par de roles y una racha fuerte y al final ha entrado el 'Ericsson 4' primero y el 'Telefónica negro' se nos ha colado también. Pero creo que dos terceros está bien, estar en el podio siempre es bueno", añadió.

    El 'Telefónica Negro' cosechó un valioso segundo puesto en el segundo parcial, lo que le elevó hasta la cuarta posición en la etapa tras un comportamiento "soberbio" de la tripulación, según su patrón, Fernando Echávarri. "A pesar de las penalizaciones hemos sabido seguir apostando fuerte y al final hemos llegado segundos. Estamos contentos, el equipo ha trabajado muy bien y esto es un golpe de moral muy bueno", manifestó Echávarri.

    Pasada esta segunda regata costera, a partir de ahora comienza la preparación para lo que será una dura etapa hacia China. El puerto de Qingdao, subsede de vela durante los pasados Juegos de Pekín, espera a la flota de la Vuelta al Mundo, que el próximo día 18 abandonará Singapur tras casi de un mes de estancia.