1 de diciembre de 2020
27 de febrero de 2006

El 'movistar' cede terreno con el 'ABN Amro 1' en la Volvo Ocean Race

El 'movistar' cede terreno con el 'ABN Amro 1' en la Volvo Ocean Race

WELLINGTON, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El VO70 'movistar', único participante español en la Volvo Ocean Race 2005-06, se mantiene en la tercera posición en la cuarta etapa, que discurre entre Wellington (Nueva Zelanda) y Río de Janeiro (Brasil), pero cediendo terreno en las últimas 24 horas sobre la cabeza de la flota, los holandeses del 'ABN Amro 1'.

La embarcación se encuentra a 38 millas del 'ABN Amro 1' que ha sido, junto a ellos, los más rápidos en esta jornada, con 514 millas, siendo los dos únicos en superar la cifra de 500 millas, con medias de velocidad por encima de los 20 nudos.

"El ritmo es fantástico. En sólo seis horas hemos llegado a recorrer 140,8 millas, y durante una hora logramos una media de 25,5 nudos, lo que no está nada mal para un monocasco de 70 pies", señaló el capitán de los españoles, Bouwe Bekking.

Los holandeses, al mando del neozelandés Mike Sanderson, recuperaron el liderato en la etapa en detrimento del 'Piratas del Caribe', que de los tres de cabeza ha sido el que peor ritmo ha tenido y es segundo a 28 millas del 'ABN Amro 1' y sólo con 10 de ventaja sobre el 'movistar'.

El barco español se encuentra a poco más de 1.400 millas del complicado paso por el Cabo de Hornos, única meta volante de esta cuarta etapa y donde habrá en juego 3,5 puntos para el primero de la flota que llegue.

Así, el 'movistar' navega actualmente por el paralelo 56 Sur, con sólo un barco por debajo en latitud, encontrándose entre sus dos grandes rivales, el 'ABN Amro 1' (56º 54' Sur) y el 'Piratas del Caribe' (55º 53' Sur), aunque los holandeses han comenzado a subir hacia el rumbo seguido por los españoles.

De todas maneras en las próximas horas podría producirse un vuelco en la marcha de la flota ya que hay una amenaza de un frente de altas presiones -con poco viento-, por lo que quien acierte en el rumbo para evitar esa zona será el que dé un paso de gigante hacia la meta volante del Cabo de Hornos.

Además, el último parte meteorológico barajado por la Volvo Ocean Race avisa que las condiciones se volverán muy duras a medida que los barcos se aproximen a Cabo de Hornos, con vientos de 30, 40, 50 y hasta 60 nudos