3 de abril de 2020
30 de diciembre de 2014

Real Madrid y Atlético de Madrid se repartieron los grandes títulos de 2014

Real Madrid y Atlético de Madrid se repartieron los grandes títulos de 2014
GETTY

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) - El año 2014, a nivel de equipos masculinos, ha sido más brillante a nivel de clubes que de selecciones, principalmente en el fútbol donde el Real Madrid se llevó la Liga de Campeones, tras una histórica final en Lisboa frente a un Atlético de Madrid, el dominador nacional y encargado de poner fin a la hegemonía de los dos 'grandes' en la Liga más igualada de la historia.

El Real Madrid retornó a un lugar del que se había apartado desde la volea imposible de Zidane en 2002. El conjunto blanco no se había proclamado campeón de su competición fetiche, una Liga de Campeones, cuya fecha de la final, el 24 de mayo quedará para siempre en la historia del fútbol español, ya que por primera vez se midieron por el cetro europeo dos equipos de la misma ciudad.

Madrid peregrinó a Lisboa para determinar si 'merengues' o 'colchoneros' se convertían en el mejor club de Europa después de un camino casi perfecto para ambos. Los madridistas sólo sufrieron un revés, en Dortmund, donde padecieron una vez más, y alcanzaron la final tras exhibirse en Munich ante el Bayern de Pep Guardiola, mientras que los rojiblancos llegaron a la capital portuguesa sin perder ni un solo partido y tras dejar fuera al FC Barcelona y al Chelsea de José Mourinho en cuartos y semifinales, respectivamente.

Sin embargo, en el Estadio da Luz únicamente podía ganar uno, y el destino quiso que Sergio Ramos, en el minuto 93, decantase la balanza del lado blanco, ya que en la prórroga los de Carlo Ancelotti sentenciaron por medio de Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo una final que tuvo en su mano el equipo de Diego Pablo Simeone tras el tanto en la primera mitad de Diego Godín y que, como en 1974, se le escapó de las manos dramáticamente.

La 'Décima' llegó casi un mes después de que el Real Madrid se alzase con la Copa del Rey tras una emocionante final ante el FC Barcelona, decidida por una inolvidable cabalgada de Gareth Bale en los instantes finales para deshacer el empate en Mestala tras los tantos de Ángel di María y Marc Bartra.

El gran año madridista tuvo su confirmación con la exhibición de Cristiano Ronaldo en la Supercopa de Europa ante el Sevilla (2-0) y la guinda al año con el Mundial de Clubes de Marruecos, derrotando en la final al San Lorenzo (2-0) con otro cabezazo de Ramos, y otro gol de Bale, autor de goles en todas las finales a un partido de los blancos.

Sin embargo, los seguidores del Atlético de Madrid también pueden sentirse orgullosos de que el trabajo y el esfuerzo de los suyos se viera recompensado con una trayectoria en Liga de Campeones prácticamente intachable, y una regularidad digna del campeón de la Liga más reñida de la historia, saldada con una auténtica final en el Camp Nou en la última jornada ante el FC Barcelona.

Diego Godín marcó su primer cabezazo histórico para empatar el gol de Alexis Sánchez (1-1) y conseguir que los suyos celebrasen su décimo título liguero, y el que rompía el binomio Real Madrid - Barcelona en la última década. Diego Pablo Simeone consiguió armar un equipo que ha sido alabado por sus gestas, donde el bloque sobresale por delante de las invididualidades, y que despertó la admiración en todo el mundo.

Además, pese a la marcha de jugadores clave como Diego Costa, Thibaut Courtois, Filipe Luis o David Villa, el Atlético se tomó la revancha de lo de Lisboa ante el Real Madrid, cerrándole el paso en la Supercopa de España en la que venció al eterno rival, con un gol de Mandzukic en el partido de vuelta en el Calderón (1-0), que decidía el trofeo tras el empate en el Bernabéu (1-1).

Derrotado en la Supercopa de Europa (2-0) ante el Real Madrid, el Sevilla es otro equipo español que ha levantado un título, ya que Beto se erigió en el héroe de los penaltis en Turín para doblegar al Benfica (0-0) tras una final que ponía el broche de oro a una trayectoria muy peleada y con un agónico pase a la gran final con el tanto de Mbia en Mestalla en el tiempo de descuento.

Otros equipos españoles que brillaron a nivel nacional fueron el Athletic Club, que regresó 16 años después a la Liga de Campeones practicando un gran fútbol, mientras que desde la Liga Adelante, el modesto Eibar se hizo un hueco en la élite del fútbol nacional, a la que retornó, 42 años después, el Córdoba.

EL BORRÓN DE LOS MUNDIALES DE FÚTBOL Y BASKET

Sin salir de clubes, otros equipos saborearon títulos en este 2014, como el Valencia Basket, campeón de la Eurocup por tercera vez, el FC Barcelona, ganador de la UEFA Futsal Cup por segunda ocasión en su historia o el Atlètic Barceloneta, campeón de Europa de waterpolo; mientras que el mejor equipo ciclista del 2014 fue también español gracias al Movistar Team, número uno del ránking mundial de la UCI.

En cambio, a nivel de selecciones masculinas, los éxitos no fueron tantos, principalmente por los fallos de los equipos de fútbol y de baloncesto en sus respectivos Mundiales.

De este modo, el mejor éxito de 2014 recayó en los 'Hispanos' del balonmano. Campeones del mundo en 2013, el combinado de Manolo Cadenas también se llevó un metal en un Europeo de Dinamarca en el que el balonmano nacional volvió a quedar en un buen lugar, ya que únicamente Francia fue capaz de doblegar a los españoles que realizaron un torneo casi impecable.

España se plantó en las semifinales con la única derrota en su haber ante la anfitriona Dinamarca y en la pelea por la final, los franceses se impusieron por 30-27. Pero el equipo supo reaccionar y hacerse con un preciado bronce ante Croacia (28-29), con Joan Cañellas como el gran líder del equipo, demostrando su espectacular estado de forma con 50 goles que le valieron ser el máximo realizador de un campeonato que confirma a los 'Hispanos' como aspirantes a todo en el Mundial de principios de año de Catar.

Además, la selección española de fútbol sala se mantuvo en el podio de los Europeos, aunque perdió su hegemonía de las últimas cuatro ediciones. Los de José Venancio López, con un equipo renovado, cayeron en la prórroga ante Rusia (4-3), pero se llevaron la tercera plaza al batir claramente a Portugal (4-8).

En las categorías inferiores de baloncesto, la sub-20 fue subcampeona de Europa y la sub-16, bronce continental, mientras que la selección española de karate se proclamó campeona del mundo en Bremen en la modalidad de kata.

Para leer más