16 de septiembre de 2019
9 de enero de 2009

Vela/Vuelta Mundo.- Iker Martínez: "Esperamos ser tan competitivos como en Alicante, aunque la regata será más igualada"

Pedro Campos, patroneará el 'Telefónica negro' en la regata costera de mañana como hiciera en la de Alicante

SINGAPUR, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los patrones de los siete barcos de la Vuelta al Mundo a vela reconocen que les costará cambiar el 'chip' de cara a la regata costera de mañana, donde advierten que es posible que haya incidentes porque el campo de regatas de Singapur es muy pequeño.

El patrón español del 'Telefónica azul', Iker Martínez, confía en repetir triunfo mañana en la costera como hiciera en primera, celebrada en Alicante. "Esperamos ser tan competitivos como lo fuimos en Alicante, aunque la regata, como hemos visto hoy, va a ser muy igualada, y parece que tendremos más viento que en Alicante", comentó.

"Es difícil cambiar el 'chip' de las regatas oceánicas a las costeras, sobre todo cuando hemos estado tanto tiempo en el océano, pero intentaremos hacerlo lo mejor posible", explicó sobre el cambio a la hora de competir.

Por eso no esconde su deseo de volver a ser el primero. "Siempre queremos ganar cada prueba, cada punto, y hay que ir paso a paso, siendo fríos. Esperemos que mañana seamos conscientes de dónde estamos, no nos aceleremos demasiado y lo hagamos bien", recalcó el vasco.

Por su parte, Fernando Echávarri que cederá su puesto en la caña del 'Telefónica negro' en detrimento de Pedro Campos, director general del equipo, confesó su predilección por este tipo de regatas. "Realmente me gustan las costeras, y la mayor parte de mi éxito profesional se basa en este tipo de regatas. Estas son muy diferentes a las oceánicas, y aquí estamos pensando de manera 'regata oceánica'", señaló.

"La regata de mañana será bastante más complicada de lo que fue en Alicante: por un lado vamos a tener más viento y por otro será un recorrido más corto. Hay bastantes roles de viento, con bastantes rachas, y la puerta situada en medio del recorrido va a ser un punto muy conflictivo", apuntó.

Cuestionado por ceder su puesto al director de su equipo en la costera, el campeón olímpico en Tornado fue rotundo: "No me cuesta dejar la caña. Pedro lo hace muy bien y tiene mucha experiencia en barco grande y en 'inshore', yo hago otras funciones a bordo y estoy encantado de que venga en ésta, en la siguiente y en las que pueda".

El director general del equipo español confía en "repetir" el triunfo en Alicante. "Será difícil, porque hemos visto que el recorrido es muy corto, el viento rola mucho, y creo que mañana puede pasar cualquier cosa", apuntó.

Sin embargo, espera que su equipo lo haga "bien" aunque subrayó que "en las regatas costeras lo principal es no apretar demasiado, no tener ninguna avería a tan poco tiempo de la salida".

CAMPO DE REGATAS CORTO Y PELIGROSO.

Por su parte, el patrón español del 'Delta Lloyd', Roberto Bermúdez, confía en que su barco llegue a tiempo para la costera de mañana porque "acaba de ir al agua". "Creo que los constructores y el equipo de tierra han hecho un buen trabajo, ya que no es fácil alinearlo. Nuestro plan es chequear todo y salir a probar las velas", porque su prioridad es la "seguridad".

Entre las novedades para esta etapa de la VOR destaca la presencia de Magus Olsson, que ejercerá la función de patrón del 'Ericsson 3'. "Ha costado, pero más vale tarde que nunca. Ya era hora de que se dieran cuenta de lo que valgo", dijo entre risas.

Respecto a cómo esperan la regata 'inshore' de mañana, Ken Read (Puma) apuntó que "si el viento es como el de hoy, mañana será una regata muy rápida y espeluznante", mientras que Ian Walker ('Green Dragon) avisó de que habrá "unos cuantos incidentes". "Intentaré con todas mis fuerzas no romper el barco, pero realmente uno no sabe lo que puede pasar una vez se da la salida", apuntó.

Por último, el patrón del líder de la general, el brasileño Torben Grael ('Ericsson 4') subrayó que el de mañana será "un campo de regatas muy pequeño, y con un paso obligado en mitad del tramo para estos barcos tan grandes".

"No va a ser fácil, con todos los barcos pasando a la misma vez por esa puerta. El hecho de que el viento venga de tierra hace que sea muy inestable y rolón, por lo que creo que para nosotros va a ser muy difícil, y para vosotros muy divertido de seguir", comentó a los medios.