25 de enero de 2020
3 de junio de 2009

Voleibol/Liga Europea.- España regresa dos años después a esta cita con Julio Velasco al frente y muchas caras nuevas

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La selección española de voleibol masculina regresa dos años después a la Liga Europea, cita que ganó en su última aparición en 2007, e inicia la preparación para debutar este fin de semana ante Gran Bretaña en Valladolid.

El pabellón Pisuerga es el escenario del estreno de la campeona de Europa que se presenta en esta cita con muchas caras nuevas y con objetivos claros, además, de suponer el debut oficial de Julio Velasco al frente del combinado nacional.

El preparador argentino, considerado como uno de los mejores entrenadores del mundo, se pone al frente de una selección, que sueña con emular lo logrado hace dos años y tiene en esta cita su primera piedra de toque para preparar el Europeo de Turquía y el Premundial de Serbia.

Julio Velasco, que se comprometió por cuatro años con la RFEVB, encara un reto complicado como es el rejuvenecer a un equipo, que mezcla veteranía y juventud y que sueña con codearse de nuevo con la elite del 'voley' mundial.

El seleccionador ya introdujo varias novedades en la lista de jugadores para la Liga Europea, y se espera que el equipo que juegue ante Gran Bretaña esté plagado de caras nuevas.

De hecho, el equipo que disputó la semana pasada el primer torneo del año, el Amistoso de Dunkerke, estuvo compuesto mayoritariamente por jugadores jóvenes donde sólo figuraban tres internacionales que conquistaron el Europeo de 2007 (José Luis Lobato, Guillermo Hernán y Julián García-Torres) y únicamente otros tres repiten con respecto al equipo de la temporada pasada (Fran Rodríguez, Alberto Salas y Juan Carlos Barcala). Así, el resto de la plantilla son debutantes o jugadores que vuelven al equipo después de años de ausencia.

España, además, confía en debutar en esta cita con victoria ante Gran Bretaña, en el que será un duelo inédito, ya que ambos combinados no se han enfrentado nunca en su historia. Los ingleses, grandes desconocidos, trabajan duro para conformar un buen equipo de cara a los Juegos Olímpicos de 2012.