22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 23 de agosto de 2008

    La afición argentina festeja con moderación el oro olímpico conquistado en Pekín

    BUENOS AIRES, 23 Ago. (EP/Reuters) -

    La afición argentina celebró con escasas muestras de fervor y emoción el triunfo de la selección albiceleste de fútbol en los Juegos Olímpicos de Pekín, donde conquistó hoy la medalla de oro al vencer por 1-0 a Nigeria en la final disputada en el estadio 'Nido de Pájaro' de la capital china.

    Uno de los posibles motivos de la falta de euforia pudo ser el que el título olímpico se consiguió con una selección menor de 23 años y en un torneo de nivel futbolístico de segundo orden comparado con el Mundial de selecciones de fútbol.

    Así, el Obelisco, monumento histórico de Buenos Aires donde los argentinos suelen festejar triunfos deportivos y políticos, estuvo rodeado por no más de 200 personas, que saltaron al grito de 'Argentina, Argentina', si bien la mayoría de ellos eran turistas.

    Argentina, que llegó a la final después de vapulear 3-0 al eterno rival Brasil, logró su segunda medalla consecutiva, pues la anterior presea, cosechada en los Juegos de Atenas 2004, había sido la primera en su historia.