25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 9 de agosto de 2008

    La checa Katerina Emmons abre la 'lluvia' de medallas

    La checa Katerina Emmons abre la 'lluvia' de medallas
    REUTERS




       PEKÍN, 9 Ago. (EUROPA PRESS)

       La checa Katerina Emmons tuvo el honor de inaugurar el medallero de la XXIX edición de los Juegos Olímpicos disputada en Pekín, tras alzarse con la medalla de oro en la modalidad de carabina aire 10 metros.

       Emmons, bronce en Atenas 2004, logró además igualar el récord mundial de la modalidad (400 puntos) y consiguió instaurar un nuevo récord en una final olímpica (503,5). La rusa Galkina y la croata Pejcic se colgaron la plata y el bronce, respectivamente.

       Por otra parte, China, la gran favorita para acaparar el mayor número de medallas por su condición de anfitriona, no tardó en atesorar su primer metal en la recién inaugurada cita olímpica. La haltera Chen Xiexia se alzó con el oro en la categoría de 48 kilos, logrando un nuevo récord olímpico tras levantar un total de 212 kilos, 95 en arrancada y 117 en dos tiempos.

       Su compatriota Pang Wei ganó la segunda presea de oro para el 'Gigante asiático' al imponerse en la modalidad de pistola de aire comprimido 10 metros por delante de Jin Jong Oh, de Corea del Norte, y de Jong Su Kim, de Corea del Sur.

       El país surcoreano sumó su segundo metal gracias al judoka Choi Min-ho, que se proclamó campeón olímpico en la categoría de -60 kilos tras superar al austriaco Ludwig Paischer en la final por un 'ippon'. Las medallas de bronce fueron para el uzbeco Rishod Sobirov y el holandés Rubén Houkes.

      En categoría femenina de -48 kilos, la judoka rumana Alina Dumitru se subió a lo más alto del podio tras vencer en el combate final a la cubana Yanet Bermoy. Dumitru conquistó la primera medalla para su país en estos Juegos, al igual que la japonesa Ryoko Tani y la argentina Paula Pareto, que se colgaron sendos bronces.

       La esgrima femenina estuvo dominada por las estadounidenses Mariel Zagunis, Sada Jacobson y Rebecca Ward, que coparon el podio en la prueba de sable repartiéndose el oro, la plata y el bronce, respectivamente. Este triplete le sirve a Estados Unidos para situarse en la segunda posición del medallero por detrás de China, anfitriona de los Juegos.