5 de junio de 2020
7 de abril de 2020

La Federación Española de Esgrima avisa que la clasificación olímpica de sus tiradores está "en el aire"

La Federación Española de Esgrima avisa que la clasificación olímpica de sus tiradores está "en el aire"
La tiradora española Teresa Díaz Escalona - RFEE

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Real Federación Española de Esgrima admite que ahora mismo "es muy complicado planificar nada" por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus y que ha obligado al aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, una cita para la que tenía a Carlos Llavador y Teresa Díaz Escalona como los mejores colocados antes de que se cancelase la última prueba puntuable de la Copa del Mundo y cuya clasificación queda "en el aire".

Hasta el aplazamiento de Tokyo 2020, la esgrima española tenía únicamente a Carlos Llavador y a Teresa Díaz Escalona, en florete, con puntuación para estar en la cita olímpica, pero ahora tendrán que esperar a que la Federación Internacional de Esgrima (FIE) decida una fecha para la última Copa del Mundo que se debía de haber disputado en Anaheim (Estados Unidos).

Ambos estaban ya la ciudad californiana para certificar este billete cuando el organismo internacional suspendió las actividades y evitó que España tuviese un representante olímpico definitivo en la capital japonesa y evitar el Preolímpico. Ahora, la FIE estudia la posibilidad de reubicar sus pruebas en el calendario, una opción complicada puesto que en 2021 está ya programado un Campeonato del Mundo.

"Aún no sabemos qué van hacer, y es muy complicado planificar nada. Está todo en el aire", señala Antonio García, director general de la Real Federación Española de Esgrima, en declaraciones facilitadas por el departamento de prensa del organismo.

El directivo recuerda que la clasificación olímpica en la esgrima "es muy complicada" y que además han visto como el Preolímpico que iba a acoger Madrid este mes de abril se aplazó por el coronavirus. "Una vez terminado el circuito de pruebas por equipos e individuales, existe la posibilidad de que los países que no han obtenido representación por esta vía puedan optar a una plaza en el arma en la que no concurran. Este año lo organizábamos nosotros, pero en las condiciones actuales no podríamos hacer frente a un evento así hasta, como pronto, el mes de octubre", admite.

"En cierto sentido tenemos un cuándo, sabemos que va a haber unos Juegos y se hace un poco menos pesado. Hay una motivación, no está todo perdido, y no tienes la sensación de que el trabajo que hemos hecho no ha servido para nada", señala Teresa Díaz sobre el aplazamiento de los Juegos.

"Lo importante ahora es recuperarse, y dar tiempo a los deportistas que tengan opciones de clasificarse de prepararse bien para la competición. Creo que es un movimiento inteligente por parte del COI", reflexiona Llavador, que era el mejor colocado para estar en Tokio.

Los dos floretistas guardan ahora el obligado confinamiento impuesto por las autoridades. "El consejo que más me ha gustado es que en tiempos de incertidumbre hay que buscar certezas. Cuidar de ti, mantener el contacto con la gente a la que quieres, tener una rutina, una motivación", expresa Díaz.