19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • 11 de septiembre de 2009

    JJ.OO.- La candidatura de Chicago aún no sabe si Obama estará en Copenhague

    CHICAGO (ESTADOS UNIDOS), 11 Sep. (EP/Reuters) -

    Los organizadores de la candidatura de Chicago para albergar los Juegos Olímpicos del 2016, a los que aspira también Madrid, siguen esperando ansiosamente saber si el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se unirá a ellos en la presentación de su última propuesta.

    Obama ha comprometido con entusiasmo su apoyo a la campaña de su ciudad natal a los Juegos, enviando mensajes grabados al Comité Olímpico Internacional (COI) y recibiendo la próxima semana en la Casa Blanca a atletas olímpicos y paralímpicos.

    Pero el mandatario aún no ha dado una respuesta a la interrogante de si él personalmente viajará cuando el COI se reúna en Copenhague el próximo 2 de octubre para decidir la sede ganadora.

    "Nos encantaría que él estuviera allí y creemos que haría la diferencia. Se lo hemos dejado claro a él. Ha sido un partidario de la candidatura y nos encantaría tenerlo ahí", aseguró en rueda de prensa Stephanie Streeter, jefe interino del Comité Olímpico de Estados Unidos.

    La carrera por albergar los Juegos Olímpicos de 2016 será una de los más ajustadas y los funcionarios del USOC no esconden su creencia de que el presidente podría inclinar la votación a su favor.

    "Creo que sería importante (...) y esperamos que pueda unirse a nosotros para mejorar la candidatura de Chicago 2016", apuntó el presidente del USOC, Larry Probst.

    "El USOC, el alcalde de Chicago, Richard Daley, y todos los involucrados en esta candidatura tenemos muy claro que la presencia de la Casa Blanca sería de gran ayuda para la candidatura. Esa es obviamente una decisión que necesitan tomar en la Casa Blanca en función de su agenda", explicó.

    Aunque los jefes de estado no puede votar por sedes olímpicas, su presencia ha sido considerada como influyente en la decisión de cómo los miembros del COI han votado en el pasado. Por esto, Obama podría ser una gran carta de triunfo para Chicago en las etapas finales de la campaña.

    El ex primer ministro británico Tony Blair fue de gran ayuda para garantizar que Londres obtuviera los Juegos del 2012, mientras que la presencia del líder ruso Vladimir Putin fue vista como clave para que Sochi ganara los Juegos Olímpicos de Invierno del 2014.