7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

JJ.OO/Natación.- (Crónica) Phelps entra en la elite olímpica en una jornada de color estadounidense

El de Baltimore consiguió su noveno oro uniéndose a Carl Lewis, Mark Spitz, Paavo Nurmi y Larysa Latynina Aschwin Wildeboer firmó un meritorio séptimo puesto en la final de los 100 espalda

PEKÍN, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El nadador estadounidense Michael Phelps continúa imparable y conquistó hoy su tercera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 tras adjudicarse los 200 metros libres, con récord del mundo incluido, y sumando su noveno metal dorado olímpico en una jornada de color americano.

Y es que a Phelps se le unieron como campeones olímpicos sus compatriotas Natalie Coughlin y Aaron Peirsol, en los 100 espalda, final masculina donde el español Aschwin Wildeboer acabó con un meritorio séptimo lugar.

La atención del 'Cubo de Agua' estaba centrada nuevamente en Phelps, protagonista ayer por su celebración tras el sufrido oro conquistado en el relevo 4x100 libres, sufrimiento que hoy no existió.

Hace cuatro años, el estadounidense fue bronce en la distancia tras el holandés Pieter Van de Hoogenband y el australiano Ian Thorpe. En esta ocasión, sin rivales de enjundia, apenas tuvo problemas para sumar un nuevo éxito, con récord mundial de 1:42.96, casi un segundo que el que poseía desde 2007. De momento, tres pruebas con tres metales dorados y otras tantas plusmarcas. La plata fue para el coreano al coreano Taehwan Park y el bronce para el también americano Peter Vanderkaay.

Además, su noveno oro le permitió al de Baltimore unirse a la prestigiosa lista con similares conquistas en la que están sus compatriotas Carl Lewis y Mark Spitz, el finlandés Paavo Nurmi y la gimnasta rusa Larysa Latynina. Horas después, el nadador de 23 años atisbó una nueva final al mostrar su fortaleza en los 200 mariposa, otra de sus pruebas favoritas.

En las otras finales del día sonó mayoritariamente el himno estadounidense, excepto en los 100 metros braza, donde la vencedora fue la favorita, la australiana Leisel Jones por delante de la americana Rebecca Soni y la austriaca Mirna Jukic.

Así, Natalie Coughlin pudo con la zimbabuense Kirsty Coventry en los 100 espalda, pero no con el récord del mundo de la africana, mientras que en la final masculina, no hubo sorpresas y el título fue para Aaron Peirsol, que sí impuso nueva marca mundial (52.54) y batió a su compatriota Matt Grevers, mientras que el bronce fue compartido para el ruso Arkady Vyatchanin y el australiano Hayden Stoeckel.

WILDEBOER, SÉPTIMO, BELMONTE FUERA DE LA FINAL DE LOS 200 ESTILOS.

Por su parte, Aschwin Wildeboer, primer español en nadar una final en el 'Water Cube', no pudo meterse en ningún momento en la pelea por las preseas en esta prueba y se tuvo que conformar con un meritorio séptimo puesto.

El catalán, que se marchará a Australia a mejorar y que nadó con unas décimas de fiebre, tampoco fue más rápido que los días anteriores, sobre todo en los segundos 50 metros, y no logró la recompensa de mejorar el récord de España (53.51) que tenía desde ayer en su poder y que igualó.

"Con este resultado, de momento, estoy contento, pero en el futuro no me voy a contentar con un sexto o séptimo puesto. He pasado relativamente cómodo, pero lo que no me ha gustado ha sido la vuelta, que es lo que más habíamos trabajado. Aún así no me puedo quejar. Una final de esta magnitud, por la mañana y en estos Juegos Olímpicos y haber repetido este tiempo me parece más que suficiente y por encima de los objetivos que yo mismo me había marcado", comentó al respecto el de Sabadell.

La jornada matinal en la piscina no tuvo un buen cierre para la delegación española. La joven Mireia Belmonte no consiguió el objetivo de meterse en la final de los 200 estilos después de acabar séptima en su serie.

La de Badalona, de 17 años y que ya piensa más en Londres 2012, no se encontró nunca cómoda y firmó un tiempo de 2:13.45, muy lejos de su plusmarca nacional (2:11.16)), un registro que sí le habría servido para entrar en la final junto a figuras como Coventry, Hoff o Rice.

En la jornada vespertina, los españoles Melquiades Álvarez y Sergio García nadaron las series de los 200 braza, pero no pudieron colarse en las finales tras ser tercero y sexto, respectivamente, en sus eliminatorias.