17 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

JJ.OO.- Los paramilitares tratarán de asegurar la estabilidad y evitar amenazas terroristas en China durante los Juegos

PEKIN, 10 Abr. (Reuters/EP) -

Las poderosas fuerzas paramilitares chinas de la Policía Armada del Pueblo (PAP) deberán asegurar la estabilidad doméstica de los Juegos Olímpicos de Pekín así como acabar con las amenazas terroristas como "la tarea más importante", según afirmaron hoy los comandantes del cuerpo en una reunión de seguridad.

El periódico del cuerpo paramilitar, que se encarga de mantener el orden, informó de que ha recibido la orden de evitar cualquier amenaza de seguridad que podrían arruinar la celebración de los Juegos en agosto.

El PAP está empleado para sofocar los disturbios y ha participado muy activamente en las duras medidas represivas llevadas a cabo sobre los manifestantes tibetanos que protestaron el pasado mes contra la política del Gobierno chino.

Pekín también está preocupado por que los activistas del extranjero, que ya han conseguido interrumpir la gira internacional de la antorcha olímpica, puedan protestas en China sobre los asuntos de Tíbet, Darfur, Derechos Humanos y otros antes y durante los Juegos. Por este motivo, los comandantes del PAP creen que las tareas de seguridad son "políticas y sensibles" y destacaron que el presidente chino, Hu Jintao, ha hecho de ellas una prioridad durante el mayor evento deportivo del mundo.

De hecho, Hu ordenó fuese una "prioridad" que se colocaran "bases importantes" para la seguridad y así se pueda juzgar a los de Pekín como "el modelo para otros Juegos Olímpicos futuros".

Por otra parte, el Gobierno chino ha frustrado actos de terrorismo que iban a perpetrar los Uighur, que buscan una tierra independiente para su comunidad musulmana en la región occidental de Xinjiang.

Desde los ataques del 11 de septiembre a Estados Unidos, los mayores eventos deportivos han experimentado un aumento en el gasto en seguridad, aunque China dice que con su propio personal y tecnología podrá llevar a cabo unos Juegos seguros gastando mucho menos que los 1.800 millones de dólares (casi 1.136 millones de euros) que se invirtieron en los de Atenas en 2004.

El principal representante de la seguridad doméstica de China, Zhou Yongkang, será el 'número dos' del equipo de vigilancia del Partido Comunista (PCCh) en los Juegos. El PAP cuenta con unos 660.000 soldados, según los datos facilitados por Pekín en 2006.