7 de junio de 2020
22 de julio de 2008

JJ.OO/Vela.- Iker Martínez y Xabi Fernández esperan "una regata bastante abierta" en Quingdao

BILBAO, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los regatistas olímpicos Iker Martínez y Xabi Fernández, que buscan este verano revalidar el oro logrado en Atenas en la especialidad de '49er', esperan una competición "bastante abierta" en los Juegos, si se dan las condiciones meteorológicas de poco viento que se esperan en el campo de regatas de Quindao.

"Al esperarse una regata bastante específica, más gente es capaz de prepararse para una competición y creemos que va a ser una regata más abierta. Si ocurre lo que todo el mundo espera, que haya viento flojo, creemos que habrá unas 8 ó 10 embarcaciones luchando por tres medallas, que se reducirían a la mitad si esas condiciones cambian", explicaron los donostiarras de 31 años.

De este modo, en un comparecencia organizada por 'BAT Basque Team', que tuvo lugar en el Museo Marítimo de Bilbao, Iker Martínez y Xabi Fernández explicaron que su "mayor fuerza como competidores" es la capacidad que tienen de "ser competitivos en muchas condiciones diferentes", lo que les daría más opciones de medalla "si las condiciones meteorológicas variasen a lo largo de la semana de competición".

"Podemos ser buenos en todo tipo de condiciones, y excepcionales cuando en competición se dan todas las condiciones", explicaron los regatistas, que viajarán a Beijing el próximo domingo, y que con la victoria en la 'Semana de Kiel' (Alemania), pasaron a comandar la clasificación de la Federación Internacional de Vela (ISAF), algo que no conseguían desde 2003.

Respecto a hace cuatro años en aguas griegas, ambos creen que las diferencias con aquella competición "son muchas". "En Atenas nos preparamos para unos Juegos de viento porque sabíamos que allí iba a ganar el equipo que fuese más polivalente en todas las posiciones, sin embargo ahora el campo de regateo de China es totalmente diferente y no tiene nada que ver. Hay muy poco viento, mucha corriente y bastante mar de fondo, y al tratarse de un campo de regateo diferente, ha cambiado nuestra preparación", explicaron.

Por este motivo, ambos competidores se han visto obligados a bajar de peso entre 10 y 15 kilos con respecto a la prueba griega para amoldarse mejor a las condiciones que se les presentarán en la competición asiática. En Atenas físicamente estaban "mucho más fuertes", pero ahora han tenido que "optimizar el barco y su características físicas al escenario de la competición".

Sin embargo, una de las principales preocupaciones de los campeones de Europa es la cantidad de algas que ocupan el campo de regatas, aunque los donostiarras reconocieron que en los últimos entrenamientos que hicieron allí "todo estaba bastante bien", y destacaron que "es impresionante ver la cantidad de barcos pesqueros que hay recogiendo algas, miles de barcos que están dejando todo bastante mejor".

En palabras de Iker y Xabi, la lucha por las medallas en el 49er se presume muy reñida y con muchos candidatos, como Inglaterra, Australia, Ucrania, Italia, Alemania o Austria que, junto a los regatistas vascos, lucharán por lo máximo.

Los regatistas vascos sueñan con revalidar su título olímpico para su laureado palmarés que cuanta con el de campeones del mundo en 2002 y 2004, y campeones de Europa en 2002, 2007 y 2008. Navegan juntos desde el año 1998 en una modalidad apenas conocida hasta entonces, la 49er, que recibe su nombre de los 4 metros y 99 centímetros de eslora de la embarcación.