19 de abril de 2019
17 de marzo de 2010

Vancouver/Esquí alpino.- Santacana: "Dos platas en dos pruebas, no están al alcance de cualquiera"

Sobre las condiciones meteorológicas: "Peor no podría ser ya..., bueno igual un tornado nos podía caer"

WHISTLER CREEKSIDE (CANADÁ), 17 Mar. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Guiomar López) -

El esquiador español Jon Santacana hizo un balance "muy positivo" de su segunda medalla, una nueva plata, en el eslalon gigante de los Juegos Paralímpicos de Vancouver, que se disputarán hasta el próximo 21 de marzo, aunque reconoció que haberse quedado a tan sólo 21 centésimas del oro le da "rabia".

"El balance es muy bueno. Son dos platas en dos pruebas, que no están al alcance de cualquiera. Lo que pasa es que ahora mismo, estoy otra vez con la rabia. Luego a la tarde en la ceremonia supongo que otra vez se me pasará, como el otro día. Nos han vuelto a ganar, sólo por unas centésimas. Pero son unas centésimas que valen el oro y da un poco de rabia", afirmó tras la carrera.

El vasco, que atesora ya cinco medallas en Juegos Paralímpicos, lamentó la intensa lluvia que cayó durante toda la mañana. "Ha estado durísimo. En la primera manga, por lo menos los tres primeros íbamos superapretados, las condiciones han sido muy duras en ambas mangas, lloviendo. Peor no podría ser ya,... bueno igual un tornado nos podía caer, pero vamos. Peor no se puede", recalcó.

El deficiente visual destacó también que la visibilidad era "mala" por lo que perdía con facilidad a su guía Miguel Galindo. "El primer tercio nos hemos encontrado con niebla, prácticamente no podía ni seguirle. Es como conducir sin limpiaparabrisas. Pero eso tampoco es excusa", apuntó.

El donostiarra, que se colgó el oro en esta disciplina en Salt Lake City 2002, reconoció que ésta era la prueba "que más ganas tenía" aunque no se encontró "fresco". "Tampoco se le puede achacar a las condiciones, porque estaba para todos iguales, o sea que el cansancio que llevo un poco arrastrando y no estaba del todo fino. Esta segunda manga sí que he ido a intentar apretar más y a recuperar el tiempo, pero no hemos recuperado lo suficiente", explicó.

"SABÍAMOS QUE NO NOS PODÍAMOS DORMIR".

El guipuzcoano, de 29 años, sueña con colgarse el oro en el descenso del jueves aunque advierte de que está "todo superapretado". "El eslovaco (Jakub Krako) esquía muy bien y ha hecho una mejora muy grande en estos últimos años. Ya lo sabíamos que no nos podemos dormir. Todo el mundo se está preparando mucho y a pesar de que de momento hay sorpresas de personas que pensábamos que estarían más adelante y no lo están hay algunas que sí, y de momento han estado delante en las carreras que hemos hecho", añadió.

En cambio se mostró sorprendido por el bajón de forma del canadiense Chris Williamson. "Pensábamos que el canadiense iba a estar un poco mejor. No sé si le está pesando la presión de correr en casa, porque en la Copa del Mundo estaba realmente fuerte. Pero además hay muchos más que vienen empujando por detrás y que si te despistas se te tiran encima", finalizó.