13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 4 de septiembre de 2009

    Ferrero firma una remontada memorable ante el alemán Petzschner

    NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El tenista español Juan Carlos Ferrero se clasificó para la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos, cuarto y ultimo 'Grand Slam' de la temporada, tras vencer (1-6, 3-6, 6-4, 6-2 y 6-4) de forma épica el alemán Philipp Petzschner, que llegó a tener el encuentro en su mano cuando ganaba por 2-0.

    El de Onteniente, que había mostrado un alto nivel en su debut ante Santoro, se diluyó en los dos primeros sets y cedió los dos juegos iniciales del tercero al teutón. Todo hacía indicar que Ferrero firmaría su sentencia, pero supo levantarse para alargar el choque a las tres horas y confirmar su continuidad en Flushing Meadows.

    Un partido producto del buen hacer del jugador valenciano, que este curso ha pasado del 'anonimato' a reencontrarse con la victoria allá por el mes de abril en Casablanca --seis años después de su último título-- y a ser el hombre clave en la última eliminatoria de España en la Copa Davis, donde aprovechó a la perfección la ausencia de Rafa Nadal por lesión.

    Y es que el partido comenzó cuesta arriba para Ferrero. La primera manga fue excesivamente cómoda para el alemán al vencer por 6-1 dejando sin respuesta al español, que tardó en 'entrar' al choque. Ferrero sufrió los 'cañonazos' de Petzschner y poco pudo hacer para frenarle. Igual le ocurrió en el segundo set, donde a pesar de estar más acertado, cayó por 6-3.

    El levantino pagó muy cara la solidez del alemán con su saque (17 'aces') y sólo pudo romper en una ocasión --tuvo dos bolas de 'break'-- el servicio de su oponente hasta este momento. Petzschner, por contra, quebró hasta cinco veces a Ferrero, al cual pasó por encima a medida que crecía el tercer set.

    Pero todo cambió cuando llegó el ecuador del envite. Ferrero volteó el marcador, su estado de ánimo y en consecuencia echó al zurrón un partido que parecía perdido. El jugador español, con 2-0 abajo, sumó tres juegos consecutivos y maquilló el gesto de su cara después de conseguir con suspense su primer set (6-4).

    A partir de ahí el viento fue a favor. En el cuarto capítulo, Ferrero demostró que su tenis estaba escondido y que todo era cuestión de confianza. Con la fuerza de ir por detrás, el ex número uno del mundo y finalista en Nueva York en 2003, se impuso por 6-2 para dejar el encuentro a falta de la puntilla final.

    Ya en el quinto y definitivo, Ferrero comenzó 3-1 abajo, pero su esfuerzo no quedó en nada y tras dos roturas consecutivas pudo cerrar el partido con un 6-4 y una sonrisa, que demuestra que el de Onteniente está ya en tercera ronda. Su rival será el vencedor del encuentro entre el brasileño Thomaz Bellucci y el francés Gilles Simon.