17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 22 de junio de 2014

    El desafío de la hierba espera a Nadal

    El desafío de la hierba espera a Nadal
    INA FASSBENDER / REUTERS

    MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

       El All England Tennis Club de Londres acogerá desde este lunes 23 de junio al domingo 6 de julio el torneo de Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, siempre el más imprevisible por disputarse sobre hierba, la superficie que más puede igualar las cosas y en la que el español Rafa Nadal espera volver a tener sus mejores recuerdos.

       El actual número uno del mundo acude a la capital inglesa en busca de volver a brillar en un torneo en el que ha sido muchas veces protagonista, incluidos dos títulos, el de 2008 en la recordada final a cinco sets con el suizo Roger Federer, y el de 2010, con solvencia ante el checo Tomas Berdych. Pero además, el balear acumula otras tres finales más perdidas: en 2006 y 2007 con el de Basilea, hasta entonces el gran 'rey' de la hierba, y otra en 2011, donde cayó con un, ese año, casi invencible Novak Djokovic.

       El jugador de Manacor, en cambio, afronta también un 'grande' que le ha deparado algunas decepciones. En 2005, tras ganar su primer Roland Garros, cayó en segunda ronda ante el luxemburgués Gilles Muller, en 2009 no pudo participar por lesión, y en sus dos últimas visitas tampoco ha brillado. En 2012, perdió en su segundo partido ante el checo Lukas Rosol en lo que fue el inicio de su baja de siete meses por su sempiterna lesión de rodilla y el año pasado no pudo con el belga Steve Darcis en su estreno, lo que le hará defender pocos puntos y seguir como número uno.

       Por ello, Nadal tiene más ganas de volver a hacerlo bien en un escenario donde ha dejado claro que pese a no ser un 'temible' sacador, condición casi indispensable para tener opciones para casi todos, puede rayar a gran nivel. Sin embargo, casi recién coronado por novena vez en su carrera 'rey' de la tierra en París, en su preparación en hierba, en Halle (Alemania), estuvo flojo, perdiendo en su primer partido de forma clara ante el alemán Dustin Brown.

       Tampoco tiene un cuadro demasiado sencillo, debutando este martes con el eslovaco Martin Klizan, y con Rosol, el 'cañonero' Ivo Karlovic, Richard Gasquet o Gael Monfils en su camino hacia cuartos, donde podría esperarle el canadiense Milos Raonic, último obstáculo para un teórico choque de semifinales con Federer con cierto aroma a antaño. Además, no tendrá que defender su número uno y podría coger más puntos para afrontar la gira estadounidense, donde sí estará muy exigido.

       De todos modos, no será la única opción de la 'Armada', que parece dispuesta a quitarse todos los complejos sobre la hierba. David Ferrer ha estado entre los ocho mejores los dos últimos años y Feliciano López llegará con ganas tras su buena campaña preparatoria con la final perdida en Queen's y la ganada en Eastbourne. A ellos dos se les unen la figura de Fernando Verdasco, que en 2013 fue cuartofinalista ante Andy Murray, y la del emergente Roberto Bautista, que aterrizará en el prestigioso All England Tennis Club con el título en Den Bosch.

       Con todo, el torneo se presenta abierto y sin un claro favorito. El escocés Andy Murray tendrá nuevamente presión en 'casa', pero esta vez la de defender el título logrado el año pasado ante Novak Djokovic y que puso fin a la larga espera de 77 años sin que un británico (Fred Perry) levantase la copa ante los suyos. El de Dunblane no lleva un gran año, pero en sus tres últimas visitas a Wimbledon siempre ha llegado a la final, coronándose también como campeón olímpico en 2012.

       Djokovic, campeón en 2011 y al que la organización, 'fiel' a su tradición le ha dado el número uno por delante de Nadal, también querrá su porción de protagonismo y espera que su demoledor resto y las enseñanzas del alemán Boris Becker le ayuden a tomarse la revancha de Roland Garros, el único 'Grand Slam' que se le continúa resistiendo.

       Junto a estos dos nombres no se puede olvidar el de Roger Federer, siete veces ganador, que juega la cita que más le gusta y donde siempre es uno de los rivales a batir, animado, como Rafa Nadal, por las ganas de revancha de su eliminación en segunda ronda en 2013 ante el ucraniano Sergey Stakhovsky. Tomas Berdych, Milos Raonic, Grigor Dimitrov o Kei Nishikori también tienen muchas opciones de llegar lejos en un torneo donde no es extraño que siempre aparezca una sorpresa.

    SERENA WILLIAMS Y SHARAPOVA, FAVORITAS EN CHICAS.

       En cuanto al cuadro femenino, hay dos tenistas que sobresalen por encima de todas, aunque también suele aparecer alguna sorpresa como el año pasado con la francesa Marion Bartoli, que le ganó la final a otra 'outsider' como la alemana Sabine Lisicki. Pero, sin duda, la estadounidense Serena Williams y la rusa Maria Sharapova parten como principales favoritas.

       La americana jugará con el deseo de revancha de su temprana eliminación en Roland Garros ante Garbiñe Muguruza y en busca de su sexta corona, mientras que la de Siberia, campeona en París, espera brillar en una hierba que la elevó a los altares en 2004 con tan sólo 17 años. Sin embargo, sólo una de las dos podría llegar a la final, porque se cruzan en unos teóricos cuartos de final.

       A partir de ahí, la nómina de aspirantes se amplía por la igualdad que suele haber en el circuito femenino, aunque está complicado en el caso de las españolas, que tienen difícil emular las hazañas de antaño de Lily Álvarez, Conchita Martínez y Arancha Sánchez Vicario. Carla Suárez llegó el año pasado a octavos e intentará superar esa barrera, mientras que Garbiñe Muguruza tratará de continuar con su crecimiento. Tita Torró, Silvia Soler y Lourdes Domínguez completan la representación en Londres.

    Para leer más