1 de abril de 2020
19 de septiembre de 2008

Tenis/Davis.- Ferrer: "Ganar de esta manera y poner la eliminatoria 2-0 el primer día es muy importante"

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El tenista alicantino David Ferrer confesó que tuvo que tranquilizarse para dar la vuelta al partido ante el estadounidense Andy Roddick y considera que es muy importante que España haya puesto un 2-0 de inicio en la eliminatoria de semifinales de la Copa Davis.

"Ganar de esta manera y poner la eliminatoria 2-0 el primer día es muy importante", afirmó el número cinco del mundo que reconoció haber saltando al ruedo con ganas debido al bache de juego que ha sufrido últimamente. "No es cuestión de buscarlo, pero hay partidos que se ganan y son decisivos", indicó.

El de Jávea tuvo que echar mano de su fortaleza mental para afrontar con garantías el cuarto set. "He intentado tranquilizarme porque en el segundo y el tercer set, Roddick ha estado sacando muy bien y sabía que se podía complicar. Él saca muy bien y con la altura es más complicado restar se va algo más la bola", apuntó.

Ferrer aseguró que siempre es ambicioso cuando salta a la cancha. "Yo no quiero perder nunca, él también hizo méritos porque tuve oportunidades para ganar mi saque que no aproveché. Lo bueno de jugar a cinco sets es que sabes que puedes volver", analizó.

Por otra parte, agradeció el apoyo que le dio la afición madrileña ya que le animó mucho en el complicado quinto set. "El público ha jugado un papel fundamental. En casa notas el calor de la gente. En el quinto set hubo mucha tensión y han hecho un papel fundamental para que yo siguiera adelante", apuntó.

'Ferru' no quiso seguir alimentando la polémica sobre la decisión de Madrid para acoger esta eliminatoria y aseguró que no se acordó de Pedro Muñoz cuando Roddick llegó a alcanzar los 238 kilómetros con su saque. "¿Qué presidente?", bromeó. "Una vez que supimos que jugaríamos aquí, hay que estar a las buenas y a las malas. Es difícil para mí restar y también para Roddick", apostilló.

Por último aseguró que Muñoz no había bajado al vestuario para felicitarle, algo que sí hicieron el Príncipe Don Felipe y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. "No ha entrado. Dijimos que no queríamos contacto con él. Me felicitaron mis compañeros y me fui al vestuario. No he tenido tampoco tiempo de ver dónde está el presidente", concluyó.