14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • Martes, 12 de Noviembre
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • Sábado, 9 de Noviembre
  • Viernes, 8 de Noviembre
  • Jueves, 7 de Noviembre
  • Miércoles, 6 de Noviembre
  • Martes, 5 de Noviembre
  • Lunes, 4 de Noviembre
  • 14 de septiembre de 2015

    6 curiosos hechos sobre animales durmiendo que, probablemente, no sabías

    DESCONECTA, 14 Sept.

    Limitados a la convivencia con animales de compañía como gatos, perros, pájaros o hámsters, imaginarnos cómo duermen algunos miembros del reino animal a los que no acostumbramos a ver, se convierte en una tarea tan complicada como llamativa.

    Lo cierto es que el reino animal se compone de una diversidad de animales perezosos -por así decirlo- que duermen incluso más de 8 horas al día, como es el caso de los chimpancés (9.7 horas), los babuinos (10.3 horas) y los tigres (15.8 horas al día), entre otros muchos. Los perros y los gatos no se quedan atrás y, como dato curioso, por si no lo sabíais, duermen de media unas 10 horas los perros y unas 12.5 horas los gatos.

    También los hay que nacieron para estar despiertos, o más bien alerta, como es el caso de las jirafas, que sumando todas las cabezaditas del día da un total de 4 horas, como muchísimo. Los caballos (2.9 horas) y los elefantes (3.5 horas) las siguen en la lista. La razón de su 'insomnio' y de su capacidad para dormir de pie es debido a su naturaleza como animales 'presa', lo que los mantiene a estar siempre alertas por si tienen que huir de su depredador.

    Respecto a esos otros hechos curiosos sobre animales durmiendo, el canal de YouTube de National Geographic ha elaborado una divertida compilación en vídeo para conocer algunos datos sobre las morsas, los murciélagos, los hipopótamos, los perros, y los leones marinos.

    Cargando el vídeo....

    ¿Sabías que...?

    Las bolsas de aire situadas junto al esófago de las morsas las ayuda a mantenerse a flote mientras duermen.

    Aunque, algunas veces prefieren dormir apiladas.

    Los tendones de las piernas y los pies de los murciélagos les permiten mantenerse agarrados mientras duermen.

    Y no hay nada peor que darse un golpe en la cabeza cuando se está dormido.

    Los hipopótamos dormidos suben a la superficie para coger aire y después se sumergen hasta el fondo de nuevo.

    Es aconsejable dejarlos dormir.

    Los espasmos que tienen los cachorros cuando duermen les ayudan a aprender a usar sus músculos.

    Además de hacerlos aún más adorables.

    Los leones marinos duermen en una gran variedad de posiciones. Algunas veces duermen con las aletas escondidas debajo.

    Obviamente, no es fácil encontrar la comodidad cuando decides dormir sobre una roca.