20 de octubre de 2020
5 de agosto de 2015

Esta mujer lee diariamente un libro a los perros de un refugio para paliar su soledad

DESCONECTA, 05 Ago.

La realidad en numerosos refugios, protectoras y santuarios para muchos animales de la calle o abandonados -gatos y perros en su mayoría-, es, por un lado, la salvación de haberse topado con unas manos amables y solidarias dispuestas a luchar por hacer lo que en su vida han conocido (ofrecer un poco de cariño) y por otro, afrontar un periodo de espera - y soledad- indefinido hasta que alguien se pueda fijar en ellos, prolongándose éste, en muchas ocasiones, hasta que terminan por convertirse en invisibles.

Es por ello que estos sitios cuentan con un programa de voluntariado, por el cual pequeñas acciones como pueden ser sacar a pasear a los animales, jugar o correr con ellos, darles un buen baño o ayudar en las labores de desparasitación pueden suponer y suponen una pequeña gran diferencia para su vida a la hora de encontrar una familia.

Y no sólo este tipo de actividades más comunes son válidas y ayudan a mejorar la vida de estos animales, cualquier iniciativa que favorezca esa diferencia para su vida siempre es bien recibida.

Esta mujer lee diariamente un libro a los perros de un refugio para paliar su so

En la protectora Humane Society, al norte en Pittsburgh, una mujer acude a diario al centro, se sienta delante de las jaulas con un taburete y dedica largas horas a leerle a los perros del refugio. El usuario de Reddit, Puglife123, también voluntario del centro, fue el encargado de capturar ese momento con una fotografía y compartirla en el foro de Internet, donde la acogida mantuvo el post activo durante horas con sus comentarios.

En la descripción de la fotografía y en los comentarios posteriores, Puglife123 comentó que se trata de una de las voluntarias que, como él, acuden a ayudar a estos animales en su tiempo libre. El perro al que la mujer estaba leyendo en aquel momento era una vieja pit bull llamada Jade y el libro que le estaban leyendo se titulaba: "El cachorro y la galleta".

Como es lógico pensar a priori, los animales no son capaces de comprender absolutamente nada de lo que se les pueda leer. Sin embargo, está demostrado que al escuchar sus voces en un tono constante y sosegado, reconfortan y sosiegan al animal.

De hecho, no es una actividad que no se haya puesto en práctica mucho antes. Otros refugios e incluso algunas bibliotecas locales cuentan con programas de lectura en el que incluyen a niños pequeños con edad suficiente para que lean en voz alta a los perros y gatos, con el fin de beneficiar a los animales y reforzar la confianza en sí mismos ya que los perros no son críticos con ellos y no los corrigen cuando se equivocan.

¿Ya conoces Videlo, nuestro canal de youtube? ¡Suscríbete!