27 de febrero de 2021
24 de julio de 2014

¿Conoces la historia de Kong Nyong, el niño de la fotografía ganadora de un Pulitzer?

¿Conoces la historia de Kong Nyong, el niño de la fotografía ganadora de un Pulitzer?
YOUTUBE

DESCONECTA, 24 Jul.

En 1993, el fotógrafo Kevin Carter, capturó la que fue la fotografía que cambió su vida y que le hizo ganar un premio Pulitzer al año siguiente de que el diario New York Times la publicara en sus páginas, en marzo de 1993.

En ella, aparecía un niño sudanés al que se veía visiblemente en estado de desnutrición y en posición de cuclillas, mientras un buitre le acechaba por detrás. Desde el primer momento que la fotografía se compartió en los medios de comunicación, la opinión pública interpretó la escena como una alegoría de lo que sucedía en Sudán: siendo el pequeño la representación de la crisis de hambruna y pobreza que azotaba el país, el buitre interpretaría  el papel del capitalismo y el mismo fotógrafo representaría la indiferencia del resto de la sociedad.

La polémica fotografía de Kevin Carter

La crítica más dura se cebó con Carter acusándole de dejar morir a la criatura de su fotografía y no haber hecho nada para evitarlo. Éste intentó justificarse explicando que el niño se encontraba a pocos metros de la aldea a la que pertenecía y que simplemente acudía a ese descampado para hacer sus necesidades, mientras que el animal buscaba entre la basura su ración diaria de comida. De hecho, se llegó a saber que estuvo esperando 20 minutos a que el buitre apareciera en escena para capturar el momento justo.

Una historia que corroboró Joao Silva, el compañero que acudió con Carter a la región de Ayod, el lugar donde se encontraba un campamento de las Naciones Unidas que servía de centro de alimentos para las aldeas más afectadas por la desnutrición y las enfermedades y donde se tomó la fotografía.

¿Quién era Kong Nyong?

Después de la publicación de la fotografía, la historia de Kong Nyong, el niño sudanés hasta el momento anónimo al que dieron por muerto, fue todo un misterio.

Nadie vio morir a aquel niño, y el propio Carter se encargó de desmentir ese rumor. Pero no fue hasta años después de la publicación de la polémica foto cuando, un grupo de periodistas acudieron al lugar donde se capturó la escena y lograron constatar que Kong Nyong no murió devorado por el buitre, ni por la desnutrición aguda que padecía. Sin embargo, pudieron cerciorar que Nyong murió en el año 2007 por causa de unas 'fiebres'.

¿Ya conoces Videlo, nuestro canal de youtube? ¡Suscríbete!