16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • Lunes, 14 de Octubre
  • Viernes, 11 de Octubre
  • Jueves, 10 de Octubre
  • Miércoles, 9 de Octubre
  • Martes, 8 de Octubre
  • Lunes, 7 de Octubre
  • Viernes, 4 de Octubre
  • 9 de octubre de 2019

    Este el santurario chino colgante de Datong, construido en vertical a más de 75 metros de altura

    Este el santurario chino colgante de Datong, construido en vertical a más de 75 metros de altura
    Este el santurario chino Colgante de Datong, construído en vertical a más de 75EUROPA PRESS

    MADRID, 9 Oct. (EDIZIONES) -

    El Templo Colgante de Datong está situado en la provincia china de Shanxi, a 350 kilómetros de Pekín, y su propio nombre indica su particularidad: el santuario fue construido a más de 75 metros de altura sobre la ladera vertical del cañón Jinlonga, cerca de uno de los montes sagrados del taoísmo, el Monte Heng Shan, en el año 491.

    LA CONSTRUCCIÓN DEL TEMPLO

    Esta maravilla arquitectónica de 1500 años de antiguedad se ha mantenido en pie gracias a los esfuerzos de dos dinastías chinas: la Ming (1368-1644) y la Qing (1644-1911). La construcción se mantiene casi suspendida en el aire gracias a que las vigas de soporte están dispuestas de forma transversal al acantilado, aunque parte de su estructura se aloja en los huecos de las cavidades rocosas que sirven de base.

    https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191009115706-1910838639_640.jpg

    Los escasos datos históricos sobre el origen del santuario señalan diversas teorías acerca de la razón que llevó a los monjes taoístas a construír el templo en este lugar. La versión más popular indica que fue el monje Liao Ran quien, durante la última dinastía Wei del Norte (386-534), impulsó la construcción del monasterio en este emplazamiento siguiendo el principio taoísta de mantener los ruidos alejados del santuario para que la meditación se pudiese desarrollar en completo silencio. Otras versiones apuntan a que fue una estrategia para protegerlo de las inclemencias de la lluvia y el viento.

    TRES RELIGIONES

    Otra de las características que hace único al Santuario de Datong es que en su interior convergen tres religiones distintas: el budismo, el taoísmo y el confucianismo. Sus más de 40 salas y pabellones acogen hasta 80 figuras y símbolos realizados a base de cobre, hierro, terracota y piedra que se corresponden con las deidades de los tres fundadores religiosos (Confucio, Sakyamuni y Laotzu), lo que ha garantizado al monasterio la protección de los distintos grupos a lo largo de su historia.

    https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191009115706-1910838629_640.jpg

    EL ACCESO AL "PELIGROSO" SANTUARIO

    La entrada al Monasterio de Dantong se realiza a través de unas empinadas escaleras pegadas a la ladera de la pared rocosa. Para llegar hasta allí es necesario hacerlo con un vehículo (transporte público o taxi) para poder recorrer los 65 kilómetros que le separan de Datong y su entrada cuesta entre los siete y los quince euros.

    https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191009115706-1910838649_640.jpg

    El Monasterio de Datong o Monasterio Colgante se ha convertido en los últimos años en una de las grandes atracciones turísticas de China y la revista TIME lo incluyó en el año 2010 en la lista de las Diez estructuras más precipitadas del mundo. Sin embargo, es su valor histórico y arquitectónico el que ha convertido a este santuario de una pequeña ciudad de China en una reliquia con un valor cultural incalculable.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído