22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • Martes, 12 de Noviembre
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • Sábado, 9 de Noviembre
  • Viernes, 8 de Noviembre
  • 7 de diciembre de 2018

    Un cartel de 'se busca' de la Policía de Richland deriva en una inesperada conversación con el individuo en Facebook

    Un cartel de 'se busca' de la Policía de Richland deriva en una inesperada conversación con el individuo en Facebook
    FACEBOOK

    EDIZIONES, 7 de dic.

    Las redes sociales y su capacidad de alcance y difusión de información a la población se ha convertido, desde hace mucho tiempo, en una herramienta básica y fundamental para organismos como la policía tanto par divulgar consejos, como para pedir la colaboración ciudadana en algún caso determinado.

    En Richland, Washington, la policía local hizo uso de Facebook para pedir ayuda para identificar a un sospechoso que querían atrapar.

    El susodicho en cuestión respondía al nombre de Antony Akers, un hombre de 38 años de edad, que debía haber entrado en prisión, pero todavía no se había presentado.

    Hasta el momento, un cartel de 'se busca' más colgado públicamente con la esperanza de que alguien pudiera aportar algo de información. La sorpresa -mayúscula- se la llevó la policía cuando el propio Akers respondió a su llamado diciendo: "Calmaos, me voy a entregar".

    La pasmosa tranquilidad con que Akers respondió fue devuelta en la misma línea por la policía: "¡Ey!, Anthony, Todavía no te hemos visto. Nuestro horario es de 8 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a viernes. Claro que, si necesita que vayamos a recoger, puedes llamarnos".

    "Gracias. Estoy terminando de atar algunos cabos sueltos ya que probablemente me quede por allí un mes. En las próximas 48 horas debería estar por allí", contestó Akers.

    Las horas fueron pasando, el público se fue impacientando y la propia policía decidió volver a colgar el cartel esta vez con un mensaje con tono dramático:

    "Querido Anthony, ¿es por nosotros? El pasado miércoles preguntamos por ti como "se busca". Tú contestaste, incluso nos dijiste que te entregarías. Esperamos, y no apareciste. Tras el plantón, te volvimos a escribir e incluso te ofrecimos transporte gratis. Nos pediste 48 horas más. El fin de semana vino y así como vino se fue. Empezamos a pensar que ya no vendrás jamás. Llámanos en cualquier momento y nosotros iremos a por ti".

    Y ¿qué creéis que paso? Que Anthony contestó, claro: "Querido departamento de policía. No es por vosotros, es por mí. Desde luego que he cometido errores. Os pido perdón por daros plantón, pero permitidme que os compense: Estaré por allí no más tarde que a la hora de comer de mañana. Sé que no tengo ningún tipo de credibilidad después de todo lo que os he hecho, pero prometo que si no puedo llegar a esa hora os llamaré para que me ayudéis con mis problemas de compromiso. Os agradezco por adelantado vuestra respuesta y por darme otra oportunidad; sé que no la merezco. PD: sois preciosos".

    La policía no intervino más públicamente en este asunto; fue el propio Anthony quien informó de su siguiente movimiento a los cientos de usuarios que se habían interesado en el caso con la siguiente fotografía y el siguiente texto que confirmaba que la cita finalmente se iba a producir: "Ya estoy aquí para nuestra cita, cariño".

    Para leer más