16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • Lunes, 14 de Octubre
  • Viernes, 11 de Octubre
  • Jueves, 10 de Octubre
  • Miércoles, 9 de Octubre
  • Martes, 8 de Octubre
  • Lunes, 7 de Octubre
  • Viernes, 4 de Octubre
  • 27 de mayo de 2015

    #DancingMan, el hombre que sufrió bullying en Twitter, ya no baila solo

    • #DancingMan, el hombre que sufrió bullying en Twitter, ya no baila solo
    TWITTER

    DESCONECTA, 27 May.

    A comienzos del pasado mes de marzo, en Desconecta nos hacíamos eco de un movimiento surgido en redes sociales para organizar una macro fiesta para un hombre que había sufrido bullying a través de Internet. El caso de #DancingMan, que es como se conocía a Sean O'Brien, despertó la indignación de miles de usuarios en Twitter que se movieron para darle la fiesta que este hombre se merece.

    Sean O'Brien fue fotografiado mientras bailaba en una discoteca de Londres. Su fotografía se subió al foro de 4Chann donde las burlas y las risas hacia su persona llegaron a indignar a las redes sociales, donde se puso punto y final a este suceso de despropósitos.

    Cassandra, una usuaria de Twitter influyente, movió cielo y tierra para localizar a este hombre y lo logró. Su objetivo era invitarle a una macro fiesta al otro lado del charco, en Los Ángeles, que ella misma organizaría y a la que prometieron sumarse celebridades de la talla de Moby o Pharrell Williams.


    Y así fue. Sean O'Brien viajó a Los Ángeles para acudir a su fiesta en el Club Avalon este pasado fin de semana. Y tal y como prometieron Moby y Pharrell Williams aportaron su grano de arena, uno pinchando la música y el otro enviando un mensaje a través de un vídeo. Pero no fueron los únicos, Meghan Trainor, Andrew W.K., Ellie Goulding, Mónica Lewinsky y unas 1000 personas más también acudieron al evento.



    La macro-fiesta en honor a O'Brien recaudó cerca de 30.000 dólares que serán destinados, como no podía ser de otra manera, a organizaciones contra el bullying escolar en Estados Unidos.


    Lo que empezó como una burla se convirtió en una lucha contra el bullying que, según palabras de O'Brien, le ha cambiado la vida.