27 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Economía/AVE.- Economía y Fomento firman con el País Vasco el convenio para construir la 'Y' vasca por 4.178 millones

BILBAO, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Economía y Hacienda y el de Fomento firmaron hoy con el País Vasco el convenio marco por el que ambas administraciones construirán conjuntamente la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) que unirá las tres capitales vascas, la denominada 'Y' vasca.

El presupuesto global de esta infraestructura asciende a 4.178 millones, de los que 1.642 millones corresponden a la ejecución de las obras de plataforma del tramo Bergara-Irún/San Sebastián que ejecutará el Gobierno vasco, según detalló Fomento.

El Departamento que dirige Magdalena Alvarez, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), se encargará de la redacción y ejecución de los proyectos de plataforma entre Vitoria y Bilbao y los correspondientes a la integración del ferrocarril entre ambas ciudades.

Además, también se ocupará de los proyectos de plataforma de los tramos correspondientes al nudo ferroviario Mondragón-Elorrio-Bergara.

Por su parte, el Gobierno vasco acometerá la ejecución de las obras en el ramal guipuzcoano, desde el punto kilométrico 9,00 en Bergara hasta Irún. Además, se incluye el tramo que acomete la inserción en la ciudad de San Sebastián.

Fomento precisó que asumirá también el tramo correspondiente a Irún, no incluido en el estudio informativo de la 'Y vasca' y que forma parte de la conexión internacional.

Por su parte, la consejera de Transportes y Obras Públicas del Gobierno vasco, Nuria López de Guereñu, afirmó durante la firma de dos convenios de colaboración para la construcción de la 'Y' vasca que se trata de una infraestructura "vital para el desarrollo del país" y que ahora se está en la fase de ejecutar "sin demora" este proyecto y no en la de "activar el debate sobre su idoneidad"

La consejera vasca expresó también la satisfacción del Gobierno regional y destacó que la firma del convenio responde "a la voluntad clara y firme de la sociedad vasca y el conjunto de las instituciones que la representan de modernizar y fortalecer el futuro de Euskadi".

"Ahora tenemos la oportunidad de hacer realidad en Euskadi la red ferroviaria de alta velocidad estableciendo una infraestructura vital para el desarrollo de nuestro país", agregó.

AUTOGOBIERNO

López de Gereñu afirmó que el acuerdo supone un paso "firme" en el desarrollo del autogobierno vasco y explicó que el Ejecutivo autónomo desarrollará la parte de la infraestructura correspondiente al tramo en Guipúzcoa adelantando la financiación para ello y minorando esta cantidad de dinero vía cupo posteriormente en virtud del Concierto.

La consejera vasca señaló que la ejecución de la infraestructura se llevará a cabo de acuerdo "a unos parámetros de gestión eficaz y coordinada desde el inicio hasta el fin".

"Los trabajos para la realización de la nueva red ferroviaria vasca empezaron hace tiempo pero la firma supone la colaboración y el trabajo conjunto de las dos administraciones para seguir avanzado de forma más sólida. Por lo tanto, el proyecto se ejecutará sin demora y de forma eficaz minimizando los impactos sociales y ambientales", explicó.

Asimismo, las dos administraciones acordaron la creación de una comisión técnica formada por los representantes del Ministerio de Fomento y el Departamento de Transportes y Obras Públicas con el objeto de coordinar "debidamente" todo lo relativo a la ejecución de la obra.

En este sentido, López de Gereñu señaló que, en la parte del desarrollo de la infraestructura que corresponde al Gobierno vasco, su voluntad es empezar las obras cuanto antes y cumplir con los plazos establecidos por la Comunidad Europea.

Por otra parte, la consejera vasca destacó que su comunicación con la sociedad "ha sido y será permanente" y que se seguirá realizando un "esfuerzo importante" para informar sobre todas las cuestiones relacionadas con la infraestructura y para hacer posible la participación ciudadana durante el desarrollo del proyecto".

"Este, sin embargo, ya no es el momento de activar el debate sobre la idoneidad de la infraestructura; la sociedad vasca y las instituciones que la representan estamos en otra fase. La fase de ejecutar el proyecto con rigor y seriedad. Esa es nuestra obligación", añadió.

López de Gereñu explicó que la red ferroviaria de alta velocidad en Euskadi será parte de la Red Transeuropea del Transporte Madrid-Vitoria-París considerada como "prioritaria" por la Comunidad Europea.

"La Y vasca conectará a Euskadi con Europa y el resto de la Península. Se trata de una red ferroviaria mixta que une las tres capitales vascas en la que circularán viajeros y mercancías a una velocidad muy superior a la utilizada en la red convencional y que viene complementar y fortalecer de una manera eficaz la red ferroviaria actualmente existente", agregó.

La consejera indicó que el recorrido entre las tres capitales vascas Vitoria, Bilbao y San Sebastián se realizará en un tiempo aproximado de media hora y el 65% de la población vasca, que vive en las áreas metropolitanas, "tendrá un acceso directo a esta infraestructura".

López de Guereñu afirmó que la nueva red ferroviaria vasca permitirá una cohesión interna de Euskadi y una conexión internacional, "reducirá los tiempos de viaje y ofrecerá accesibilidad, seguridad y eficacia a la ciudadanía".

"Estará conectada a la red ferroviaria convencional y a otros modos de transporte y consolidará y ampliará la oportunidad de intermodalidad de las personas que viven en Euskadi. Es una infraestructura clave para el desarrollo de una economía avanzada y la sociedad del bienestar de nuestra comunidad. La nueva Red Ferroviaria Vasca es una extraordinaria alternativa de transporte a la carretera compatible y respetuoso con el entorno y con el medio ambiente", concluyó.

Por su parte, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, también se refirió hoy a este proyecto en una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, señalando que esta infraestructura no se ha sabido trasladar "de manera adecuada" a la opinión pública, pero insistió en que redundará en el "beneficio y bienestar de nuestros hombres y mujeres".