19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 5 de diciembre de 2008

    Economía.- Las ayudas al alquiler no superan el 10% de los beneficios fiscales asociados a la vivienda, según CC.OO.

    MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

    CC.OO. estima que los beneficios fiscales que propietarios e inquilinos de viviendas en alquiler obtendrán en 2009 asecenderán a 678 millones de euros, menos del 10% de los aproximadamente 7.872 millones de euros que supondrá el coste real para el Estado de los beneficios fiscales, principalmente sobre el IRPF, asociaciados a la vivienda.

    Así lo indica CC.OO. en un informe en el que pone de manifiesto que algunos de estos beneficios están computados en los Presupuestos "muy por debajo de su cifra real, alegando una supuesta falta de información fiable".

    En este sentido, explica que el importe de la deducción en el IRPF por compra de vivienda habitual está "fuertemente sesgada a la baja". En los Presupuestos se estima que alcanzará 4.268,05 millones en 2009, más de la mitad del total.

    Sin embargo, el sindicato indica que, con los datos propios del Ministerio de Economía y Hacienda, ésta deducción fiscal ya superaba los 6.306 millones en 2006, y que el dato real actual será superior, dado el gran número de viviendas habituales adquiridas en 2007 e incluso en 2008 a un precio medio elevado.

    "A su vez, la deducción en el IRPF a los propietarios de la renta percibida por arrendar su vivienda sólo refleja la deducción general del 50%, pero no el aumento producido de la deducción hasta el 100% cuando los inquilinos son menores de 35 años", añade.

    UN MECANISMO INJUSTO.

    Por todo ello, CC.OO. afirma que "los beneficios fiscales en el IRPF destinados a la vivienda en propiedad o alquiler son un mecanismo injusto e ineficiente de contribuir a la política pública de vivienda".

    Son injustos "porque benefician en mayor medida a las personas con mayor capacidad de gasto en vivienda y con mayores tipos impositivos y cuotas íntegras", y son ineficientes "porque este tipo de deducciones, tal y como están planteadas, encarecen el coste de la vivienda y suponen una transferencia de rentas desde el Presupuesto, pagado por todos, a los propietarios que venden o alquilan las viviendas", añade.