21 de noviembre de 2019
30 de noviembre de 2009

Economía.- Caixa Catalunya constata un alza de los precios en aquellas regiones en las que se ha absorbido el 'stock'

Cree que las medidas relacionadas con el sector incluidas en la Ley de Economía Sostenible están bien dirigidas pero son insuficientes

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 'stock' se ha absorbido casi por completo en algunas regiones españolas por el despertar de la demanda, lo que ha llevado a Caixa Catalunya a incrementar entre un 3% y un 5% el precio en algunas de sus promociones de vivienda nueva en aquellos lugares donde la sobreoferta ya es prácticamente inexistente, según declaró hoy el director de la división inmobiliaria de la entidad, Eduard Mendiluce.

Durante la presentación un informe de coyuntura sobre el mercado inmobiliario, que concreta que la absorción del 'stock' ya es prácticamente inexistente en Cantabria (0,2% del parque de viviendas), País Vasco (0,5%), Asturias (0,8%) y La Rioja (0,9%), Mendiluce añadió que esta recuperación se observa también en el mercado de suelo, en el que la entidad también comienza a cerrar operaciones en las mismas regiones gracias a una "cierta reactivación de la demanda".

Además, Mendiluce se mostró convencido de que Caixa Catalunya no es el único agente que ha empezado a subir precios. "Están aumentando los ritmos de venta y estamos convencidos de que otros también lo están haciendo".

Así, después de que la entidad financiera aplicara descuentos de entre el 15% y el 20% en algunas de sus promociones, asegura que "los precios de la vivienda y suelo han tocado fondo en algunos casos". "El ajuste está muy cerca del final si es que no está en su final", asegura.

En cifras, el estudio elaborado por el director de estudios de la entidad, Josep Oliver, indica que el ajuste de la producción ha sido "muy rápido", con una estimación de 122.000 viviendas iniciadas en 2009, al igual que en el caso de la inversión en construcción residencial, que ha pasado del 8,1% del PIB al 5,9%.

En el caso de la ocupación en el sector, Oliver considera que "el proceso está prácticamente finalizado", tras la pérdida de en torno a un millón de empleos.

AÚN QUEDAN EXCESOS QUE DIGERIR.

Sin embargo, la entidad financiera considera que aún quedan ciertos excesos que digerir. En primer lugar, pese a que el 'stock' casi se ha absorbido en algunas regiones, en otras aún permanece sin vender. Así, existen aún entre 657.000 y 1.040.000 viviendas sin comprador --2,6%/4,1% del parque--, que se reducirán levemente hasta la horquilla de entre 639.000 y 1.073.000 viviendas en 2010 --2,5%/4,2%--.

Por el lado de la demanda, el informe estima que sumando nuevos hogares nativos e inmigrantes, viviendas de segunda residencia e inversión extranjera, existirán unos 220.000 potenciales compradores al año entre 2010 y 2015, casi la mitad que lo estimado por los promotores, que cifran esta demanda anual entre las 300.000 y las 450.000 viviendas.

Además, otro de los excesos es la elevada deuda acumulada por las familias y el sector. Concretamente, el estudio indica que la deuda de las familias supondrá el 131,4% de la renta de las familias en 2009, lejos de los porcentajes cercanos al 60% de mediados de los años noventa, a los que, según Oliver, no se volverá.

Según el economista, "la digestión de esta deuda será lenta". En un ejercicio teórico, para la vuelta a unas ratios del 116,3% habrá que esperar hasta 2020.

Otras cifras revelan que, situando el grado de exclusión del acceso de una vivienda en un esfuerzo financiero del 33% de la renta familiar, el 40% de las familias españolas no podrán comprar una vivienda en 2009, porcentaje que, con todo, es 20 puntos porcentuales inferior al de 2008, gracias, entre otras cuestiones, a los procesos de refinanciación.

Con estos datos sobre la mesa, Oliver fue claro: "La demanda potencial será efectiva si la accesibilidad vuelve a posiciones acordes con la capacidad de las familias".

LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO SE QUEDAN CORTAS.

Por otro lado, el director de la división inmobiliaria de Caixa Catalunya marcó cuáles serán los derroteros del sector inmobiliario al indicar que una parte del 'stock' será absorbido a través del alquiler. No obstante, entre enero y octubre, la entidad ha vendido 1.000 viviendas y alquilado 2.000.

En este sentido, aunque consideró que las medidas relacionadas con el sector que se incluyen en el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, van "en la buena dirección", pidió un mayor impulso fiscal para el alquiler.

En el caso de la eliminación de la deducción por compra de vivienda, consideró que habría que elevar el límite de renta de 24.000 euros anuales, a partir del cual se deja de aplicar dicha de deducción.