6 de abril de 2020
16 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- La M-45 debe pagar el IBI al Ayuntamiento de San Fernando (Madrid), según la Audiencia Nacional

SAN FERNANDO DE HENARES (MADRID), 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La carretera M-45 deberá pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles al Ayuntamiento de San Fernando de Henares (Madrid), por cuyo término municipal transita uno de los tramos de la autovía, según la sentencia de la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

La M-45 se gestiona a través de una concesión dividida en tres tramos. Globalvía (FCC y Caja Madrid) gestiona el tramo entre la N-II y O'Donnel; Abertis y Cintra controlan al 50% la conexión entre O'Donnel y la R-3/N-4, y OHL el tercer tramo, el que une la N-4 y la N-5.

La explotación se realiza mediante 'peaje en sombra', sistema por el que es la Administración la que paga al concesionario un canon o peaje por el tránsito de la vía, que queda así libre de peaje directo para los usuarios.

Esta decisión del juez resuelve seis años de litigios de un caso que inició el Consistorio y que podría beneficiar a otros municipios por los que transcurre la M-45, ya que la sentencia sienta precedente para otros ayuntamientos por cuyos términos municipales pase algún tramo de la M-45 o de otras autovías construidas y gestionadas de forma similar.

Según la sentencia de la Audiencia Nacional, aunque los ciudadanos no pagan directamente peaje alguno en esa carretera, su aprovechamiento no es gratuito, ya que las obras ejecutadas y su gestión se han realizado mediante concesión administrativa a favor de una entidad privada con ánimo de lucro, a la que la Comunidad de Madrid abona periódicamente una cantidad económica calculada en función del número de vehículos que recorren la M-45.

Con esas consideraciones, la Audiencia Nacional desestimó en sentencia del 2 de diciembre, que dio a conocer hoy el Ayuntamiento de San Fernando, el planteamiento de la Abogacía del Estado sobre que dichos terrenos estaban exentos de pagar el IBI, acogiéndose a la ley que establece que las carreteras, los caminos y demás vías terrestres no deben pagar ese impuesto siempre que sean de aprovechamiento público y gratuito.

Al no considerar a la M-45 una carretera gratuita, la empresa concesionaria del tramo de la vía entre la A-2 y O'Donell, que pasa por San Fernando, deberá abonar al Consistorio en concepto de IBI una cantidad inicialmente estimada por el Ayuntamiento en un millón de euros. Esta cantidad podría ascender, según fuentes municipales, hasta los dos millones de euros cuando concluya el periodo de reducción de diez años establecido legalmente.

Para la concejala de Hacienda del Ayuntamiento de San Fernando, Paz Romero, "la sentencia es sin duda un hito histórico porque además va a sentar precedentes para otros ayuntamientos y porque se ha podido demostrar que la M-45 se ha gestionado y se gestiona mediante un sistema de peaje en la sombra, lo que hace que no sea una infraestructura pública y gratuita".