18 de abril de 2019
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 4 de junio de 2014

    FCC da por cerrado su ajuste y se "concentra" en su internacionalización

    Venderá este año Realia y Globalvía, últimos flecos del plan de ajuste lanzado en 2013

    MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

       FCC ha dado por cerrado el periodo de "ajuste y estabilización" que puso en marcha en 2013 y el grupo está ya "concentrado" en una nueva etapa de crecimiento y rentabilidad, según anunció el consejero delegado de la compañía, Juan Béjar.

       La internacionalización, fundamentalmente a través de sus negocios de agua y servicios medioambientales, constituirá el principal pilar de este crecimiento.

       El grupo que preside Esther Alcocer Koplowitz no descarta incluso abordar adquisiciones de empresas de estos sectores para lograr los "ambiciosos objetivos" de expansión previstos, según indicó Béjar en su intervención en los 'Desayunos Esade'.

       "Ya trabajamos en 'modo rentabilidad y crecimiento'", declaró el primer ejecutivo del grupo, tras asegurar que prácticamente se han cumplido los principales retos que se marcó con el plan de ajuste que puso en marcha en marzo de 2013.

       Así, FCC mantiene su previsión de cerrar a lo largo de este ejercicio la venta de las participaciones que tiene en Globalvía y Realia, grupo de concesiones e inmobiliaria que controla junto con Bankia, que constituyen los últimos hitos del plan de venta de activos por valor de 2.200 millones que se marcó el grupo.

       Además, la compañía culminará, con su aprobación en junta de accionistas, el acuerdo firmado recientemente con los bancos por el que refinanció 4.512 millones de euros de deuda, el grueso de su pasivo.

       Con su nueva estrategia de crecimiento, el grupo garantiza que se superarán las previsiones fijadas para el horizonte 2016. El grupo espera que ese año su beneficio bruto de explotación (Ebitda) vuelva a superar la cota de los 1.000 millones de euros, lo que arroja un crecimiento del 44% respecto al cierre de 2013.

       La cifra de negocio se aproximará ese año a los 7.700 millones de euros y la deuda se recortará alrededor de un 12%, para situarse en unos 5.300 millones, si bien el objetivo último del grupo, para estar "completamente normalizado", es que el pasivo baje de la cota de los 5.000 millones.

       No obstante, la compañía no contempla aún repartir en 2015 dividendos a cuenta de los resultados de 2014, ejercicio en el que se espera volver a los 'números negros', tras la pérdida por ajustes registrada en 2013.

    AGUA Y SERVICIOS, EJES DE CRECIMIENTO.

       En cuanto a su previsión de crecimiento, FCC calcula que sus divisiones de agua y servicios generen el 70% del Ebitda previsto para 2016 y se sitúen como primeras fuentes de ingresos por delante del tradicional negocio constructor.

       Para esta última actividad, la compañía mantendrá su desarrollo internacional, pero de forma "selectiva", concurriendo sólo a proyectos significativos y rentables, como el de construcción de varias líneas del metro de Riad logrado el pasado año.

    ATRACTIVOS PARA BILL GATES.

       La rentabilidad que prevé generar FCC con su política de negocio es una de los factores que, según su consejero delegado, llevó al empresario Bill Gates a invertir en la compañía, en la que actualmente es segundo máximo accionista con un 5,7% de su capital.

       Según Béjar, Gates y otros grandes inversores han apostado por FCC porque confían en que "va a tener una alta rentabilidad" y "al calor del proceso de transformación del grupo y de la recuperación de la economía española".