26 de mayo de 2020
11 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- Joaquín Rivero y Pedro Bores invertirán 100 millones en promover en Cádiz el mayor puerto náutico

EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ), 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Marina del Puerto, sociedad del presidente de Bami Joaquín Rivero y del también empresario Pedro Bores, invertirán 100 millones de euros en un plazo de siete años para promover en Cádiz el mayor puerto náutico de vela de Europa a partir de la restauración total del actual Puerto Sherry, informó hoy la empresa.

Las inversiones se destinarán a las obras de ampliación del puerto y a la construcción de otras infraestructuras y numerosos espacios comerciales y de ocio.

Los planes de Marina del Puerto para esta instalación pasan por la organización de nuevas regatas, la creación de escuelas de vela y la creación de un Centro de Alto Rendimiento para deportistas de élite, promovido por la Junta de Andalucía y la Federación Andaluza de Vela.

En concreto, el proyecto de los dos empresarios contempla ampliar la actual capacidad de 800 amarres de Puerto Sherry con un espacio para 500 embarcaciones, un varadero seco de 25.000 metros de cuadrados y una playa asfáltica de 1,7 hectáreas de agua abrigada.

La ampliación del puerto será de unos 150.000 metros de lámina de agua, lo que supondrá una capacidad suplementaria de 900 atraques para barcos de más de 12 metros de eslora.

Asimismo, la sociedad promotora indicó que está en "conversaciones muy avanzadas" para instalar en el puerto varios restaurantes de lujo y que prepara el proyecto de la ampliación de un nuevo hotel adyacente al Hotel Yacht Club, con capacidad de hasta 110 habitaciones adicionales.

Además, el proyecto se completa con la construcción de un 'parking' subterráneo de unas 750 plazas.

El Nuevo Puerto Sherry nacerá tras el levantamiento de su quiebra de más de trece años. La actual sociedad concesionaria del puerto, Marina del Puerto de Santa María, que se fusionó recientemente con Vértices del Puerto, asegura contar con los recursos suficientes para afrontar un proyecto de esta magnitud que, según sus promotores, será "rentable desde el principio".