15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Economía/Empresas.- Sacyr e Itínere obtendrán un máximo de 1.214 millones con la colocación del grupo concesional

    MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Sacyr Vallehermoso y su filial de concesiones Itínere obtendrán un máximo de 1.214 millones de euros de la colocación de este grupo de concesiones en bolsa, teniendo en cuenta el precio máximo de la banda indicativa de entre 4,14 y 5,10 euros por acción fijada para la operación.

    El grupo que preside Luis del Rivero prevé destinar el máximo de 765 millones que obtendrá en la operación a amortizar deuda corporativa. A cierre de 2007 se situaba en unos 1.646 millones de euros de los 19.726 millones de deuda total.

    Sacyr podrá a la venta 150 millones de acciones de Itínere, con lo que reducirá desde el 90,11% hasta el 61,91% su participación en la concesionaria (hasta el 58,98% en caso de que se acepte la 'green shoe'), teniendo en cuenta también la dilución fruto de la ampliación de capital que también se coloca en el mercado.

    Por su parte, Itínere podrá obtener un máximo de 449,82 millones de euros con la colocación de los 88,20 millones de euros de nueva emisión que colocará a través de la oferta pública de suscripción (OPS).

    De este importe, la empresa de concesiones destinará 191,7 millones a cancelar deudas que tiene con su matriz Sacyr, otros 70 a cubrir compromisos de inversión y el resto a financiar su plan de expansión.

    RIESGOS POR LA DESACELERACION.

    En el folleto de la operación, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Itínere apunta los factores de riesgo que pueden afectar a la compañía y a su negocio, entre los que destaca el de la variación de los tipos de interés.

    En concreto, indica que una variación de un punto porcentual en los tipos de interés tendría un efecto de 17,2 millones de euros en el resultado neto del ejercicio.

    Asimismo, apunta a que la compañía espera refinanciar algunas de sus autopistas más maduras para obtener recursos, pero que "no puede asegurar la disponibilidad de los medios de financiación en condiciones aceptables".

    De igual forma, recuerda que la evolución de la economía tiene una influencia significativa en la actividad del emisor. "Una desaceleración en el crecimiento económico y de la demanda interna y sus efectos sobre la inflación y los tipos podría afectar negativamente a las actividades y resultados del operador", según indica el folleto.