4 de agosto de 2020
1 de febrero de 2018

El precio de la vivienda de segunda mano aumenta un 2,08% interanual en enero

El precio de la vivienda de segunda mano aumenta un  2,08% interanual en enero
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El precio medio de la vivienda de segunda mano en España en enero de 2018 fue de 1.575 euros por metro cuadrado, lo que supone una subida del 2,08% respecto a enero de 2017, mes en que se situó en 1.543 euros, y del 0,25% frente al pasado diciembre, según el informe mensual del portal de vivienda pisos.com.

El estudio destaca que las regiones más caras de 2018 fueron el País Vasco, con un precio medio de 2.589 euros por metro, seguido de Baleares, con un precio por metro cuadrado de 2.393 euros, y Madrid, donde la cifra llega a los 2.043 euros.

En el extremo opuesto se sitúan Castilla-La Mancha, (889 euros por metro cuadrado), Extremadura (889 euros por metro cuadrado) y Aragón (1.166 euros por metro cuadrado). Los mayores repuntes interanuales se dieron en Canarias (8,99%), Baleares (7,28%) y Cataluña (3,01%). Los ajustes más intensos se registraron en Aragón, (-8,5%), Asturias (-5,76%) y Navarra (-4,49%).

En cuanto a las provincias, los mayores incrementos tuvieron lugar en Baleares, donde el precio por metro cuadrado aumentó un 7,28%, seguido de Barcelona, donde el precio aumentó un 6,02%, y Las Palmas, con un aumento del 4,21%. Las bajadas más fuertes tuvieron lugar en Zaragoza (-11,74%), Álava (-11,01%) y Toledo (-10,95%).

Por precio, la provincia con el metro cuadrado más caro de España fue Guipúzcoa, con 2.780 euros. Le siguen Vizcaya, con 2.580 euros, y Baleares, con 2.393 euros por metro cuadrado. En el otro extremo se sitúa Cuenca, que cierra la clasificación al abrir el año con 638 euros por metro cuadrado. Toledo y Ciudad Real, con 749 y 759 euros por metro cuadrado, fueron otras provincias económicas.

Según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Fort, "España despunta como uno de los destinos de inversión inmobiliaria más rentables de Europa". Del mismo modo, Fort apunta que la compra tradicional de vivienda "goza de una salud extraordinaria" debido al incremento de la demanda "en un momento en el que las condiciones de financiación ofrecen seguridad a largo plazo gracias a las hipotecas fijas".

No obstante, Font destaca que hay ciertos propietarios con perfiles cuya situación económica "todavía no es la adecuada para embarcarse en la compra con las suficientes garantías". "Es vital que el mercado del alquiler supla las carencias habitacionales de ciertos colectivos cuya capacidad de endeudamiento aún debe alinearse con los precios de venta actuales", ha zanjado.

Para leer más