25 de octubre de 2020
22 de septiembre de 2020

El sector de la construcción demanda un plan de ayudas para crear 400.000 nuevos empleos

El sector de la construcción demanda un plan de ayudas para crear 400.000 nuevos empleos
Imagen de la reunión del sector de la construcción con el Ministerio de Transportes - DANIEL RAMO

La ausencia de un plan de choque desencadenaría un desplome en la empleabilidad del sector que afectaría a 500.000 personas

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sector de la construcción y la edificación en España ha reivindicado su capacidad para ser la locomotora de la recuperación económica tras la crisis del coronavirus a través de un apoyo público que considera necesario para crear hasta 400.000 nuevos puestos de trabajo.

Así se lo trasladaron los representantes de los principales agentes sociales del sector en una reunión mantenida con altos cargos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en la que pidieron un plan de reactivación que atienda las necesidades de rehabilitación, regeneración urbana y acceso a la vivienda.

En concreto, piden tener en cuenta la realidad del parque de edificios y viviendas en España y la necesidad de alinear las estrategias de recuperación económica con los objetivos establecidos por la Comisión Europea para transitar hacia una economía sostenible, que serán los que marquen la captación de las ayudas del Fondo de Recuperación europeo.

Los edificios son los mayores consumidores de energía de la UE, responsables del 36% de la emisión de gases de efecto invernadero. En este sentido, en España, el 75% del parque inmobiliario se construyó antes de la entrada en vigor de las primeras directivas europeas de eficiencia energética y más de la mitad de los 10 millones de edificios existentes, con 25,7 millones de viviendas, no responde a ninguna normativa.

Además, un 10% de esos edificios necesita obras de conservación por su estado deficiente; un 50% tiene problemas de accesibilidad y, en general, en pocos casos están adecuadas a las nuevas formas de vida y requerimientos de habitabilidad.

A todos estos problemas hay que añadir las dificultades de acceso a la vivienda, con un parque público que no llega al 1,5%. Por ello, creen que para activar la economía se tiene que impulsar una ola de renovación urbana que durante los próximos años consiga que el parque edificado dé respuesta a las necesidades actuales, alcanzando la tasa de rehabilitación anual del 3% que recomienda la Unión Europea.

Lo promoción de ayudas públicas que persigan alcanzar todos estos objetivos climáticos y la rehabilitación de viviendas podría crear hasta 400.000 nuevos empleos en el sector. Por el contrario, en ausencia de estas ayudas, la crisis del coronavirus se traducirá en una pérdida de 500.000 puestos de trabajo.

SEGUNDO EMPLEADOR

La construcción es el segundo sector económico generador de empleo en el país, solo por detrás de la agricultura, y posee una enorme capacidad de arrastre sobre otros sectores industriales, puesto que solo importa un 9% de los materiales que utiliza, y genera una actividad inducida de 1,92 euros por cada euro invertido, a lo que hay que añadir retornos fiscales cercanos al 50%.

Con cerca de 1,3 millones de trabajadores de forma directa, el sector cree que aún tiene "un enorme margen de crecimiento para equipararse con los de otros países del entorno", sobre todo por el estado del parque de edificios y viviendas en España.

A la reunión asistieron el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas; el director general de Vivienda y Suelo, Francisco Javier Martín; el director general de Agenda Urbana y Arquitectura, Ignacio Carnicero; el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano; la Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña), Juan Antonio Gómez Pintado; el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), Lluís Comerón; el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), Alfredo Sanz; y los secretarios del área de Construcción y Servicios de CC.OO., Vicente Sánchez, y UGT FICA, Jesús Ordóñez.