26 de noviembre de 2020
20 de abril de 2006

Zapatero y Merkel coinciden en la necesidad de una política energética comunitaria

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y la canciller alemana, Angela Merkel, se reunieron hoy en Berlín para abordar, entre otros temas, la política energética comunitaria y, especialmente, sus diferencias sobre la OPA lanzada por la alemana E.ON sobre Endesa. Zapatero no dudó en achacar estas divergencias a la falta de una política energética comunitaria, sobre la que resaltaron que no existen diferencias. "En cuanto a la política energética no tenemos divergencias", corroboró la canciller. Por otro lado, Bruselas anunció hoy que retrasará hasta mayo la apertura del expediente sancionador a España por su actuación ante la oferta de E.ON.

Zapatero comenzó su comparecencia ante los medios afirmando que "todos los europeos queremos una política energética común" porque existen problemas energéticos de abastecimiento, de seguridad y medioambientales. Pero para lograr este objetivo "queda mucho terreno por hacer" y precisamente por esta razón "procesos como los de las OPAs que hemos vivido siempre generan cierta tensión; si tuviéramos una política energética bien construida seguramente no habría ningún problema".

En todo caso, Zapatero quiso dejar claro que la OPA de E.ON sobre Endesa "se sitúa en el ámbito de la iniciativa privada", un ámbito donde "el Gobierno español tiene lógicamente algo que decir", pero siempre dentro del respeto a las reglas de la UE. En este sentido, reconoció las diferencias con Alemania que, a su juicio, "son la consecuencia de la falta de una política energética común que la UE debería haber construido hace algún tiempo". Además aseguró que este caso concreto no va a afectar "para nada" a las relaciones con el Gobierno alemán, sino "todo lo contrario". "Seguramente sacaremos un resultado positivo en los intereses compartidos que tenemos como europeos", concluyó.

Merkel coincidió en la importancia de elaborar una política energética comunitaria y afirmo que el consenso sobre el papel estratégico de una política energética común es "total". Además señaló que en la última reunión del Consejo Europeo todos los estados miembros "dejaron claro que una política energética común va a ser estratégicamente importante para la Unión Europea"

"NINGÚN PROBLEMA"

En cuanto al caso concreto de E.ON la canciller alemana señaló que este tema "no causa ningún problema en absoluto" y la conversación sobre el mismo "ha sido muy amistosa". Merkel señaló que la oferta alemana "realizada por una empresa privatizada" debe ser analizada únicamente "según las reglas vigentes para que esto no sea un problema para las relaciones bilaterales" entre Alemania y España.

Preguntado sobre las medidas adoptadas por España tras la oferta de E.ON, Zapatero reconoció que si bien "hay un principio de libre circulación de capitales y unas reglas internacionales, no es menos cierto que el sector energético tiene su singularidad". En este punto volvió a recordar que España es, junto con Gran Bretaña, el único país europeo donde este sector está totalmente privatizado, saliendo así al paso de las acusaciones de proteccionismo que llegan desde Bruselas.

BRUSELAS RETRASA SU EXPEDIENTE

Precisamente, la Comisión Europea informó hoy que retrasará hasta mayo la apertura del expediente anunciado a España por las trabas y obstáculos interpuestos por el Ejecutivo de Zapatero a la OPA alemana anunciado en principio para mediados de este mes. Concretamente por el decreto aprobado el pasado 24 de febrero en el que se ampliaban las funciones de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y se facultaba así a este organismo a analizar la oferta de E.ON. Una normativa que la UE cree que puede vulnerar la libre circulación de capitales y el derecho de establecimiento.

En todo caso el portavoz de Mercado Interior comunitario, Oliver Drewes, aprovechó su comparecencia para recordar a las autoridades españolas su obligación de comunicar de antemano a Bruselas cualquier medida que pretendan adoptar respecto de la operación.