22 de agosto de 2019
5 de junio de 2019

El Banco de España ve un impacto medio de 15 dólares en el petróleo si hay un agravamiento en Irán o Venezuela

El Banco de España ve un impacto medio de 15 dólares en el petróleo si hay un agravamiento en Irán o Venezuela
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España considera que un agravamiento de la situación en Irán o Venezuela podría tener un impacto medio sobre los precios del crudo de en torno a 15 dólares en el barril de Brent.

En su artículo 'Los factores explicativos de la evolución reciente del mercado del petróleo', el organismo estima que un 'shock' permanente no anticipado consistente en una reducción de la oferta en un millón de barriles diarios tendría un impacto alcista sobre los precios del barril de Brent de entre 6 y 24 dólares, con el efecto medio en torno a esos 15 dólares.

El Banco España señala que el precio del barril de Brent ha experimentado "una pronunciada" subida a lo largo del periodo transcurrido del año, con un encarecimiento del 40%, hasta los 75 dólares, entre el cierre de 2018 y finales de abril, alcanzando su nivel más elevado desde octubre de 2018, aunque luego se ha producido un descenso "relativamente pronunciado".

El repunte de los precios estaría asociado a diversos factores de oferta, incluidos los recientes recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de sus socios, así como las sanciones de Estados Unidos a Irán y la abrupta caída de la producción en Venezuela debido a la fuerte tensión política en el país y una nueva ronda de sanciones estadounidenses.

No obstante, el organismo encabezado por Pablo Hernández de Cos estima que existen argumentos para considerar que el incremento de los precios observado hasta finales de abril obedecería a fluctuaciones de la oferta.

Por ello, a medio plazo, cree probable que varios de los países productores signatarios del acuerdo de reducción de la producción tiendan a no desear su mantenimiento en el tiempo, lo que, junto con la oferta de petróleo no convencional en Estados Unidos, tendería "a limitar el alza en los precios del crudo, a expensas de la evolución de la demanda".