26 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

El BID compra energía renovable para su sede y reducir un 30% la emisión total de carbono

WASHINGTON, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la compra de electricidad generada por fuentes de energía renovable para su sede en Washington, gracias a un acuerdo firmado con la empresa de electricidad Pepco Energy Services, que le permitirá reducir en más de un 30% la emisión total de carbono, llamada "huella de carbono", por medio de certificados de energía renovable (CER).

"La utilización de electricidad 'ecológica' permitirá reducir considerablemente la 'huella de carbono' de nuestra sede y confirma a los países de América Latina y el Caribe que el BID toma con seriedad su compromiso por aliviar el calentamiento mundial", dijo Peter Ahearn, Asistente del Gerente de Facilidades del BID.

"También ofrece al mercado de servicios energéticos el claro mensaje de que instituciones grandes como el BID están eligiendo fuentes de energía renovable en lugar de las fuentes tradicionales", añadió Ahearn en un comunicado remitido a los medios por el organismo regional.

En el BID, el 50% de los CER proviene de una planta de biomasa de madera quemada situada en Cadillac, Michigan. La fábrica quema desechos de madera de bosques y aserraderos que de otra manera terminaría en basurales. La ceniza se vende a granjeros locales que la usan en sus campos, explicó Ahearn. El otro 50% proviene de plantas de gas de relleno sanitario o "biogás". Ambos serán certificados a través de Environmental Resources Trust and Green-e.

Este paso es un importante componente del compromiso del Banco para neutralizar sus emisiones de carbono, una iniciativa adoptada por primera vez en 2006 durante su Reunión Anual en Brasil. La neutralización de emisiones de carbono comprende tomar medidas para calcular la "huella de carbono" y reducirla mediante prácticas de eficiencia energética y adquisición de REC.

Las emisiones de carbono que no se pueden evitar son neutralizadas con la compra de créditos de carbono. En el caso del BID, los créditos de carbono se obtienen de proyectos de energía renovable y eficiencia energética en América Latina y el Caribe. El concepto es simple: "reduce lo que puedas, neutraliza lo que no puedas", añadió.

Además de sus obvios beneficios para el medio ambiente, la iniciativa del BID para neutralizar las emisiones de carbono demuestra el compromiso del Banco para reducir emisiones de gas tipo invernadero y para combatir el cambio climático en la región.

El compromiso del BID de neutralizar los efectos del carbono también respalda los objetivos de la Política de Medio Ambiente y Cumplimiento de Salvaguardias y de la Iniciativa sobre Energía Sostenible y Cambio Climático (SECCI, por sus siglas en inglés), las cuales estimulan la reducción y el control de las emisiones de GEI.

El compromiso del Banco con la neutralización del carbono es sólo una de la serie de actividades que conforma una iniciativa de mayor alcance bautizada como "Por un BID más Ecológico", un esfuerzo por minimizar el impacto ambiental de sus instalaciones físicas y de sus operaciones diarias.