18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 13 de abril de 2016

    Bruselas ve "deficiencias significativas" en las ayudas públicas a eléctricas en España y otros diez países

    Denuncia que España y otros cinco Estados podrían estar pagando a las compañías por encima de precio de mercado para garantizar el suministro

       BRUSELAS, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

       La Comisión Europea ha presentado este miércoles un informe preliminar sobre la investigación sectorial de las ayudas públicas que conceden España y otros diez países a las compañías eléctricas para garantizar la seguridad de suministro (los llamados 'mecanismos de capacidad'), en el que advierte de que existen "deficiencias significativas".

       En concreto, Bruselas ha encontrado que la mayoría de los países, como España, Alemania, Irlanda, Italia, Polonia y Portugal, tienen mecanismos en los cuales el precio que se paga por la capacidad eléctrica lo fija el Estado miembro o es negociado con el suministrador, en vez de ser establecido por el propio mercado.

       Esto, denuncia la Comisión, tiene el riesgo de favorecer los sobrepagos y, por tanto, de estar subvencionando a los suministradores de energía.

       Por otro lado, el estudio preliminar indica que muchos de los mecanismos de capacidad no permiten a los potenciales suministradores o tecnologías participar en el sistema, un hecho que Bruselas considera ineficiente y critica que puede limitar "innecesariamente" la competencia entre compañías eléctricas.

       Asimismo, la investigación critica que las plantas eléctricas de otros Estados miembros "muy excepcionalmente" pueden participar en los mecanismos de capacidad nacionales. En este sentido, asegura que sólo Bélgica, Alemania e Irlanda abren sus sistemas a "alguna forma" de  participación directa, pero que aún así existen restricciones.

       La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha remarcado que el estudio muestra que "hay mucho espacio para que los Estados miembros mejoren cómo evalúan si son necesarios los mecanismos de capacidad y cómo los diseñan", a la vez que ha defendido que para que esto sea así "es necesario que estén abiertos y que tengan en cuenta la electricidad que se suministra a través de las fronteras de la UE".

    ESTUDIOS MÁS EXHAUSTIVOS

       Con respecto a la metodología que los países utilizan para determinar la necesidad de , el Ejecutivo comunitario asegura que este estudio muestra que los 'mecanismos de capacidad' pueden incrementar la seguridad eléctrica pero también señala que muchos Estados miembros deben ser más "exhaustivos" en la evaluación para asegurar su efectividad y orientación.

       La Comisión anunció en abril del año pasado una investigación sectorial sobre las ayudas nacionales que conceden España y otros diez países de la UE para garantizar el suministro eléctrico. El resto de países investigados son Francia, Alemania, Italia, Polonia, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Irlanda, Portugal y Suecia.

       El objetivo de la investigación es recabar información sobre estos mecanismos de capacidad para examinar, en particular, si garantizan un suministro seguro de electricidad sin distorsionar la competencia ni el comercio en el mercado único.

       Así, la Comisión ha recopilado información de un total de 120 participantes del mercado e instituciones públicas sobre mecanismos de capacidad pasados, actuales y planeados para el futuro de estos once países. Bruselas ha categorizado estos mecanismos de capacidad en seis principales tipos.

       El más común según el Ejecutivo comunitario es lo que denomina una 'reserva estratégica', a través de la cual el Estado miembro paga a un planta eléctrica concreta para estar operativa en caso de necesidad. La investigación apunta que existe una tendencia "positiva" hacia mecanismos más abiertos e inclusivos.

    Para leer más