15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • Viernes, 13 de Septiembre
  • 6 de septiembre de 2008

    Cientos de trabajadores de una planta energética se dirigen a Bangkok para unirse a las protestas

    MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Cientos de empleados de la Autoridad de Generación de Energía de Tailandia (AGET) de la planta energética de Mae Moh, en la localidad de Lampang, se dirigen a Bangkok para unirse a las protestas contra el Gobierno después de la violencia desatada ayer en la capital.

    El líder de la opositora Alianza Popular para la Democracia (APD) en el norte del país y empleado de la planta, Somchoke Chanthong, explicó de que se han fletado unos 20 autobuses en los que viajan cerca de 1.000 trabajadores hacia Bangkok, con fondos de los propios empleados, informó el diario local 'The Nation'.

    "Originalmente teníamos planeado llegar el miércoles, pero el sindicato nos pidió que partiésemos hoy después de la violencia", indicó. "Nos reuniremos con miembros de otros sindicatos y seguidores de la APD en la Plaza Real", añadió. Además, aseguró que ha prometido que convencerá a los que queden en la planta para que corten la energía si las autoridades recurren a la violencia o dejen que otros hagan daño a los miembros de la APD.

    "El corte de energía puede afectar a la población e ir en contra de la ley, pero es necesario si las autoridades usan la violencia contra la APD", indicó el líder regional. "Mejor somos arrestados que permitir que se dañe a la población, creo que la mayoría de la gente lo entenderá", indicó Somchoke.

    Por otra parte, se espera que el presidente del sindicato de la Autoridad Metropolitana de Electricidad, Phien Yongnoo, intentará preguntarle al jefe del Ejército, Anupong Paochinda, que se enfrente a la violencia, o el sindicato podría cortar mañana el suministro eléctrico a las oficinas del Ejército, del Ministerio del Interior, y del Ministerio de Defensa.

    Además, comentó hoy que Anupong puede hacer que el primer ministro, Samak Sundaravej, dimita o que disuelva el Parlamento. Y si Samak se muestra desafiante, el Ejército puede realizar un golpe de Estado y formar un gobierno nacional, según el sindicato. Phien resaltó también que el estado de emergencia es innecesario y que si la violencia empeora, el sindicato está preparado para unirse a las protestas.